12 puntos sobre cómo no hacer un pódcast | Loogic Startups
Seleccionar página

Puedes escuchar este artículo en formato pódcast aquí: 12 cosas a tener en cuenta al crear un pódcast.

Pensaba titular este artículo «Cómo empezar un pódcast decente», pero además de agresivo era algo pretencioso.

Lo que quiero es justo todo lo contrario, no pretendo mostrarme como un experto, ni hacer ver que yo hago las cosas como un profesional del podcasting. Nada de eso, lo que quiero es mostrar las cosas que casi seguro saldrán de regular tirando a mal, no porque lo diga yo, sino porque hay cosas que objetivamente no pueden quedar bien, y cada uno lo puede comprobar por sí mismo.

Muchas veces no nos damos cuenta de cosas más o menos evidentes hasta que alguien nos llama la atención sobre ellas, hasta que nos fijamos en ellas. Lo que quiero es que todo el que quiera empezar un pódcast, sepa qué cosas tiene que pararse a pensar.

Las conclusiones que yo voy a adelantar las puede observar cualquiera al que le hayan dicho «mira esto detenidamente durante un momento».

Otra de las aportaciones que quiero hacer viene de la mano del marketing de contenidos. El pódcast es marketing de contenidos (¿acaso hay algo en internet que no sea marketing de contenidos?).

Para bien o para mal llevo desde el 2001 gestionando contenidos online, así que algunas cosas se me han pegado aunque haya sido solo por repetición.

Desglosaré primero los temas que voy a comentar como partes fundamentales en la elaboración de un pódcast.

Elementos de un pódcast:

  • Objetivos del pódcast.
  • Estructura de la serie.
  • Calendario de publicación.
  • Estructura de contenido.
  • Guión.
  • Entradilla y final (cortinillas, cabeceras o como lo quieras llamar).
  • Música y efectos sonoros.
  • Entorno de grabación.
  • Hardware de grabación.
  • Las voces durante la grabación.
  • Software de edición y montaje.
  • Exportación y distribución.

Son muchas cosas escritas de esta manera en forma de lista. Si quieres resumirlo en los elementos más importantes, te puedes quedar con Objetivo, Guión y Grabación. Pero si estás aquí, te sugiero que leas todo hasta el final.

Objetivos del pódcast

No debes empezar un pódcast sin un objetivo. Los objetivos tienen cinco características que los hacen válidos, así que tu objetivo debe ser válido y por tanto cumplir con las siguientes características:

  • Específico: Nada de ambigüedades, nada de «a ver hasta dónde llega esto» o «ya veremos qué hago después». El objetivo debe ser concreto, claro, específico y expreso. Hay que expresarlo de forma entendible y coherente.
  • Medible: Si no se puede medir no existe. Si tu objetivo es ser relevante, la relevancia debe ser medible. Si tu objetivo es aprender de un determinado tema, debes fijar unas variables o parámetros y evaluar el resultado final.
  • Alcanzable: Las utopías no me gustan ni en las novelas. Lo que no es alcanzable es desmotivante. No digo que te conformes con cualquier cosa, o que no apuestes por algo diferente. Estoy hablando de un pódcast, no de fabricar cohetes. La meta, el objetivo debe ser alcanzable para que tenga sentido el esfuerzo. Otra cosa es hasta dónde llegarás.
  • Relevante: El objetivo debe ser importante para ti. Esto es fácil, porque simplemente con que te guste hacerlo ya es relevante.
  • Temporal: No quiere decir que esté limitado en el tiempo, sino que debe tener un plazo determinado para cumplir ese objetivo. 8, 12, 30 episodios… Tú decides cuánto en cuánto tiempo te sentarás a medir, a evaluar si el objetivo lo has alcanzado, pero debe estar prefijado de antemano.

Estructura de la serie de pódcast

Hay muchas modalidades de póscast: en solitario, acompañado, en modo tertulia, forma de entrevista… Elige tu formato, tu estructura y procura mantenerlo. Puedes mezclar varios formatos, pero si eso tiene sentido, con una planificación y por un motivo.

El formato o estructura de la serie de pódcast debe responder a la consecución del objetivo que te has marcado.

Ten en cuenta que el tipo de formato puede estar condicionado por los recursos de grabación disponibles. Un poco más abajo comento este tema.

En todos los casos, sé tu mismo. Da igual que estés hablando tú solo que haciendo una entrevista. No intentes ser una persona diferente de la que eres. Muéstrate tal y como eres, es así como conseguirás enganchar con tus oyentes.

Otra de las variables de este tema es la duración de cada episodio. La duración también viene marcada por el objetivo. ¿Qué duración es la que se ajusta más al objetivo planteado para el pódcast? Ahí tienes tu respuesta. A mí me gustan los pódcast cortos, los que van al grano y duran menos de media hora. Si pueden ser veinte minutos mejor.

En cualquier caso, tú eres quien debe elegir la duración. Debes sentirte cómodo, disponer del tiempo para hacerlo, etc. Dependerá en gran medida si lo haces sólo o acompañado (permite duraciones más extensas).

Calendario editorial

El pódcast forma parte de la estrategia de contenidos. Si no es así, es que no has empezado por el primer punto de definir un objetivo. Los pódcast son contenidos de audio, pero contenidos.

Como tales, no escapan a las «reglas» de los contenidos. Si no estableces un calendario de publicaciones, al cabo de tres o cuatro episodios empezarás a flquear. El esfuerzo de la constancia es lo más difícil de los pódcast. Para poder cumplir con el compromiso autoimpuesto es necesario marcar un calendario, con varias cosas:

  • Periodicidad del pódcast. La frecuencia puede ser la que tú quieras, pero debes mantenerla en el tiempo. Tus oyentes te esperan cada día, cada semana, cada mes… no puedes defraudar a tu audiencia. Mi recomendación es que comiences poco a poco, que para reducir la frecuencia entre episodios siempre hay tiempo.
  • Temas a tratar o personas a entrevistar: Si tu pódcast es de entrevistas tendrás que tener varias grabadas con antelación, para no quedarte ninguna fecha de tu calendario en blanco. Los entrevistados no tienen por qué poder grabar cuando tú lo necesites. Si el pódcast lo haces en solitario o acompañado siempre de las mismas personas es más fácil que te marques u os marquéis un día determinado a la semana o al mes para hacer las grabaciones.

Estructura de un episodio del pódcast, tu storytelling

Una vez que tienes definida el tipo de pódcast (en solitario, entrevistas, etc), ahora toca detallar la estructura de un capítulo. Es el famoso storytelling. ¿Eres capaz de detallar la estructura de tu storytelling particular?

Hay pódcast de entrevistas que comienzan sin presentaciones ni música (un poco espartanos para mi gusto), y sólo al final el locutor dice quién es. Otros en los que el anfitrión hace una introducción personal o sobre el tema de la entrevista. En las entrevistas también es habitual tener unas preguntas clave que siempre se hacen a todos los entrevistados.

En la mayoría de los pódcast suele haber una cabecera musicada presentando a los anfitriones. En otro el arranque es sonoro y después viene la presentación… hay infinidad de opciones. Escoge la tuya. Si estás solo en tu pódcast es buena idea presentarte y aportar una referencia para el que quiera saber más de ti.

Lo más importante es que no te enrolles. La introducción debe ser breve, o los que te escuchan todos los episodios se cansarán de oir siempre lo mismo. Olvídate de las introducciones de varios minutos sobre ti. Si quieres hacer autopromo de culquier cosa, que sea rápido o déjalo para el final.

Ese último consejo es muy personal, haz lo que quieras, pero de verdad, no te enrolles.

Guión de cada episodio

La estructura de tus episodios es como una plantilla. Ahora toca rellenar esa plantilla con un guión. Algunos podcasters, sobre todo de los que trabajan en solitario, escriben un guión completo de lo que van a contar en cada episodio. No es necesario que hagas esto, pero sí necesitas al menos un guión con los puntos de los que quieres hablar en cada episodio.

Un pódcast improvisado sobre un tema no sale bien. Mejor dicho, un pódcast improvisado sobre un tema, sale siempre mal.

Si escribes un guión completo de lo que vas a contar, procura no leerlo al pie de la letra. Si lo lees, al menos procura parecer que estás hablando ante un auditorio físico de personas para que no parezca que lo estás leyendo.

Para mí es muy incómodo escuchar un pódcast que consiste en la lectura de un texto, aunque el contenido sea bueno.

Si estás haciendo el pódcast en compañía, marca los temas a tratar y el tiempo que le vas a dedicar a cada punto. La duración de cada episodio debe ser similar.

Entradilla y final de cada episodio

Una frase es suficiente. Una frase de saludo e introducción de quién eres, y una frase de final despidiéndote. No tienes que complicarte si no quieres, pero un comienzo y una final siempre similar (o incluso el mismo), queda bien y sitúa al oyente.

Entorno de grabación (habitación)

He llegado a una de las cuestiones clave en la grabación de un pódcast. En este punto se trata de que el sonido no suene como salido de una cueva. ¿Qué ocurre en una cueva? El sonido rebota en las paredes de piedra y hay eco. Eso mismo es lo que tienes que evitar en tu grabación.

La sala de grabación debe tener las paredes y ventanas cubiertas con algo que amortigüe el sonido, donde el sonido no rebote. Cortinas, alfombras. libros y muebles son buenos absorbiendo el sonido. Así que mejor una habitación muy llena que una muy vacía.

No necesitas un estudio profesional de grabación, solo una habitación que no esté decorada de manera minimalista.

Hardware de grabación para pódcast

Ante todo, no se te ocurra grabar un pódcast con el micrófono de ambiente de tu ordenador portátil. Eso suena a lata.

Intenta no utilizar Skype para grabar entrevistas o pódcast grupales. Ya sé que lo hacen muchos, pero de verdad, hay alternativas mucho mejores (investiga un poco, en este artículo ya no me da para entrar en ese tema). Skype suena a lata también, si no queda más remedio, vale, pero casi siempre hay otras opciones.

No necesitas ningún cacharro ni ningún micrófono profesional. No es que no necesites micrófono exáctamente, pero antes de ponerte a buscar micrófonos en Amazon (Samson, Shure, Audiotechnica o cualquier otra marca [aviso: enlaces de afiliado]), puedes hacer pruebas con algo más sencillo: los auriculares con micrófono de tu móvil.

Obviamente el sonido no es tan bueno (ni de lejos) como el de un micrófono para grabar voz, pero al menos es lo suficientemente bueno para obtener un sonido decente. La clave aquí es conseguir un sonido decente para empezar.

Hay micrófonos, muchos creados especialmente para podcasting, que se conectan vía USB al ordenador, para grabar directamente del micro al ordenador. Ten mucho cuidado. Este tipo de micrófonos pueden ser muy buenos (los hay de altísima calidad), pero tienen un punto débil: ¿Tu ordenador o tableta tiene una buena tarjeta de sonido para grabar? Es más, ¿tu ordenador no genera ningún sonido de interferencia con la grabación del micrófono?

El mínimo sonido decente de grabación de un pódcast lo consigues utilizando un móvil o una tableta y unos auriculares con micrófono incorporado. No es lo ideal, pero para comenzar a probar es suficiente.

Una vez que lo tienes claro, es el momento de comprarse un micrófono para voz. Si vas a grabar con un ordenador, entonces también necesitarás una interfaz de audio. Los micrófonos se conectan a la interfaz de audio, y la interfaz por USB al ordenador.

Asegúrate que la interfaz de audio tiene el tipo de entrada de sonido que tiene tu micrófono. Es decir, si el micro es USB, cuidado porque las interfaces de audio suelen tener entradas XLR (también llamadas Canon).

Por cierto, el micrófono que sea dinámico, no de condensador. Los micrófonos de condensador son para estudios completamente insonorizados. Prescinde de los micros de condensador salvo que tengas silencio absoluto (como en el espacio) porque captan hasta la carcoma del vecino de arriba. Lo mejor es que tu micrófono sea dinámico cardioide, es decir, que capte el sonido en una determinada dirección.

Si quieres mi sugerencia de micrófonos e interfaz de audio escríbeme y te lo cuento encantado.

Software de grabación, edición y montaje

El software rey del podcasting económico se llama Audacity. Se trata de software libre disponible para pc, mac y linux. Si utilizas mac a lo mejor te gustará usar Garageband, pero Audacity es muy sencillo de usar, tanto para grabar como para editar.

Cuando quiero grabar varios micros simultáneamente en canales separados utilizo Reaper que se puede utilizar de forma gratuita y es un editor profesional de audio y vídeo.

Hay otras opciones de hardware-software para grabar un pódcast. Por ejemplo Corti conecta los micros a una grabadora digital. (La que usa él es una pasada, pero las hay más sencillas).

Si lo de utilizar un software para grabar y editar te provoca rechazo, siempre puedes empezar por utilizar Anchor.fm o Spreaker para grabar online tu pódcast.

Las voces durante la grabación

He querido poner este apartado pero seré muy breve. Como ya he dicho antes, no intentes ser otra persona diferente de la que eres, sé tú mismo.

Y en segundo lugar, procura vocalizar al máximo. Así de simple y así de complicado. Sé consciente en todo momento de lo que estás diciendo, como si hablaras a alguien que no oye bien o a un niño que necesita procesar todo para entenderlo bien. Lo digo en serio y con todo el respeto del mundo: vocaliza.

Da igual si tu voz es grave, aguda, chillona, nasal… los que te escuchan te quieren como eres, sólo esfuérzate y ya está.

Música y efectos sonoros en un pódcast

Esta es muy fácil. No uses ningún sonido y música que tenga derechos de autor. Hay algunas excepciones como cuando utilizas fragmentos de una obra para hablar sobre esa obra (dicho de forma muy general, no lo tomes al pie de la letra).

Nada de son sólo «N» segundos, así que no pasa nada, y otros mitos de internet: Utilizar un fragmento multimedia de cualquier obra para adornar la nuestra, no se puede hacer sin el consentimiento expreso de los que ostentan los derechos de autor de la obra en cuestión.

Si necesitas consultar con un abogado este tema antes de hacer algo que te puede meter en problemas dímelo y te recomiendo al mío de cabecera en estos temas.

Hay bibliotecas de sonidos y música gratuitos, y otros que son muy económicos. Cuando digo económico me refiero a 2, 5, 9 dólares. Si no quieres o no puedes pagar, no te vuelvas loco, utiliza las fuentes gratuitas (de uso libre sin necesidad de pago económico) o no utilices nada.

Es improbable que alguien te acuse o te demande por usar su material, pero no se trata de una cuestión legal, sino de ética y respeto. Respeta el trabajo de los demás, y si no han dado su consentimiento no puedes usar ese trabajo de otro para el fin que a ti te de la gana. Más claro no puedo ser. Respeta y serás respetado.

Exportación y distribución de un pódcast

En el mundo del Social Media siempre se ha dicho que no tienes que estar en todas las redes sociales, sólo en las que sea relevante para ti (donde están tus clientes por ejemplo).

En el mundo de los pódcast tienes que estar en todas partes. Tu pódcast tiene que estar en todas las plataformas posibles, y desde luego, no puede faltar en ninguna plataforma de las dominantes.

¿Cuáles son las plataformas dominantes en cuanto a distribución de pódcast actualmente?:

  • Apple: Se puede decir que es la inventora del pódcast. A día de hoy es a primera plataforma de distribución.
  • Spotify: Se ha dado cuenta de que hay (a futuro) tanto o más dinero en los pódcast como en la música y ha apostado muy fuerte por el sector. Si utilizas Anchor, ya estás en Spotify (es una filial).
  • iVoox: En España es una referencia y ha logrado sobrevivir. Por el momento es buena idea estar presente en iVoox.
  • Google: Personalmente creo que es poco relevante como plataforma de pódcast, pero incluye los pódcast en los resultados de búsqueda, así que siendo el buscador mayoritario (único) conviene estar ahí.
  • Otras: Hay multitud de plataformas, así que todas las demás las dejo a tu elección.

Sugerencia para simplificar: Utiliza Anchor.fm para distribuir tu pódcast a las principales aplicaciones de reproducción. Esta lo envía a Spotify, Apple, Google y otras muchas. Eso es independiente de dónde alojas tu pódcast. En una plataforma de servicio o en tu propia web adaptada el pódcast.

Hasta aquí este artículo. Hay muchas cosas más que contar, pero será en otras ocasiones. Si quieres saber más sobre algún tema específico pregúntame al correo o en Twitter (@ignacioinventa).