Cómo me gusta que sean las aplicaciones web

cdEs la peor pesadilla de una empresa que desarrolla un producto es no tener clientes para su magnífico software. Últimamente me he encontrado con alguna pequeña empresa que cree que ha desarrollado una solución web estupenda y la quiere lanzar.

Pero no soy capaz de hacerla funcionar correctamente así que no me interesa, y probablemente a muchos les pasará lo mismo, por lo que está condenada al fracaso. Puede que sea una gran aplicación, pero no lo parece y eso es un problema.

Hay otros casos distintos, de empresas que llevan varios años en el mercado y tienen un gran producto, o eso es lo que parece, pero cuando lo conoces a fondo te das cuenta que no hace ni la mitad de cosas que el de la competencia o simplemente de lo que tú necesitas. Te lo intentan vender como si fuera la gran solución a tus problemas, y te insiten e insisten… porque no tienen clientes, ni los tendrán por poco listos que éstos sean.

Resumiendo, ¿qué necesita una aplicación web para tener clientes? Por supuesto me refiero al entorno internet en el que nos movemos, para mí estas son las características de una aplicación vendible:

  • explicar para qué sirve y qué es capaz de hacer en la primera página de su web
  • ofrecer una demo lo más completa posible
  • indicar costes de licencias o integraciones
  • que el manual de instrucciones sea breve o innecesario

Si no sé lo que hace, no puedo probarla, no sé lo que me va a costar y el manual de instrucciones es eterno, no me interesa. Yo puedo ser muy exigente, pero la realidad es que seguro que habrá otro que saque una aplicación similar que haga lo mismo y lo explique, que ofrezca una demo, que te diga que es software libre sin coste y que te explica el funcionamiento en ayudas contextuales.

¿Por qué hay tantas aplicaciones que no llegan a ninguna parte, y otras que pareciendo que han llegado a algún sitio se hunden? Porque no cumplen estas premisas, para mí imprescindibles. Y es necesario planteárselas antes de comenzar un desarrollo:

  • cómo voy a presentar mi aplicación
  • cómo la voy a monetizar, cuánto va a costar
  • cómo voy a permitir que el usuario / cliente la pruebe
  • qué documentación o manual le va a hacer falta

Yo no comenzaría el desarrollo de ningún producto sin tener estas respuestas.

13 respuestas a “Cómo me gusta que sean las aplicaciones web”

  1. Yo a esto lo llamaría marketing frente a ventas. Ventas sería intentar vender el producto que tienes, y marketing sería conocer a tu cliente y sus necesidades antes de tener el producto.

    Porque puede darse el caso de que el cliente necesite un producto muy bueno, o quizás el cliente no necesita un producto tan bueno, pero necesita un soporte excepcional.

    Eso solo lo sabremos si realizamos una investigación de mercado antes de tener un producto que no es lo que necesitan nuestros clientes.

    Por otro lado, si somos los nuevos, no podemos entrar en un mercado ofreciendo exactamente lo mismo que ya existe, hay que ofrecer algo diferente.

    Si nos limitamos a copiar el producto que ya ofrece un competidor establecido en el mercado, fracasaremos.

    ¿Qué opináis?

  2. Coincido en el tema del soporte. En cuanto al producto probablemente habría que matizar «malo» por «no se ajusta a mis necesidades». De todas formas, el que piense en venderme una aplicación a mí, ya sabe :)

  3. Yo estoy con Oscar en que los productos los vende el márketing, y un mal producto puede tener muy buena salida si tiene un márketing potente detrás. Y ejemplos hay cientos: algunos de los antivirus más conocidos son peores que la mayoría de su competencia, hay empresas de hosting que -en global- ofrecen peor servicio pero que despuntan en clientes, la mayoría de alimentos funcionales no aportan prácticamente nada más que los normales, pero se venden mucho más…

    Yo creo que para vender tienes que seducir al cliente, y la calidad real del producto no es más que un pilar más, como podrían ser: calidad que pensamos que tiene el producto, prestigio, diseño…. el marketing puede hacer que un producto mediocre parezca -que no sea- mejor de lo que es.

  4. El software te lo pueden hacer my guapo, las presentaciones en una aplicición que nunca casca, ( ejemplo el power point) y todo muy bonito, pero creo que lo más importante es el soporte. ¿Cuando tengas algún xasque o funcionalidad que no entiendas que te lo explica?¿Si existen nuevas versiones que te lo indica? Soporte, Help Desk . . .fundamental.

  5. Para mi como vendedor (llevo 8 años de trabajo comercial),me es imposible vender un «producto regular»… Creo que el producto es la primordial y si es malo o regular, por muy buen vendedor que seas a la larga estás destinado a fracasar.

  6. Entiendo tu opinion y yo era de la misma pero con el tiempo he ido cambiando.Creo que es muy teorico lo que comentas pero despues la realidad (en mi opinion) es distinta:»Y cuanto mejor es el producto menos marketing necesita», eso esta muy bien pero hay poquisimos productos o servicios que se vendan solos o con poco esfuerzo de ventas.

    Tambien comentas «si el producto no es bueno», pero puede no ser bueno, ser regular y envolverlo de una forma que parezca mucho mejor.No todos los productos son buenos o malos.

    De lo que si no he hablado para nada es de engatusar al cliente, todo lo contrario.En estas ideas tan idealistas hay que intentar concretar para eliminar ambigüedades y a eso me refiero.Nadie te va a decir que el producto no es importante, nadie te va a decir que la politica de recursos humanos no es lo mas importante etc etc pero eso es muy teorico y tiene millones de matices.

    Yo digo que si me dan un producto regular con un departamento de marketing y ventas potente, lo prefiero mil veces a un producto muy bueno y con todo por hacer en cuanto a ventas.Vosotros con que os quedais?

  7. Oscar, si el producto no es bueno, al final te acabas cayendo y los clientes se dan cuenta. Eso de que «una vez que has hecho el cliente es muy dificil que se vaya» es una trampa, de engatusar clientes no se vive mas que una temporada. Y cuanto mejor es el producto menos marketing necesita. Y si sacas el producto antes de que esté ok del todo acabas pegándotela, otra cosa es que salgas con menos funcionalidad o en beta (un tiempo razonable)

  8. Pues yo la verdad que disiento bastante.Nadie en su sano juicio te va a decir que para crear/mantener una empresa el producto no es fundamental.Es de sentido comun, hasta ahi ok.

    Pero en la practica no es tan facil y lo mas importante es la politica de ventas y marketing.Llegar al cliente y convencerle de que te compre es lo dificil por muy bueno que sea el producto.
    Eso hace que cuando las empresas se den cuenta dediquen mas recursos al area de ventas y menos a producto.Ademas presionan para que el producto salga antes aunque no este ok porque sino la competencia sacara su version y volvemos a lo mismo:el primero que llegue se lo queda.

    Y despues una vez que has hecho el cliente es muy dificil que se vaya porque sus procesos se adecuan a ti.Quizas tu producto no sea el mejor, pero le facturas a 90 dias y tu competencia no o bien tienes un numero de atencion al cliente que funciona el domingo y los demas no etc etc.El producto y su envoltorio.

    Por tanto yo creo que ,obviamente a no ser que tengas algo muy malo, el producto no importa tanto.A nosotros si porque somos usuarios muy avanzados y preguntamos en redes sociales, buscamos otros productos similares para cambiar etc pero eso no lo hacen el resto de los clientes

  9. No debemos olvidar que, a todo lo que ha comentado Ignacio, debemos añadir la accesibilidad y la usabilidad. Si queremos que nuestra iniciativa tenga éxito, no debemos olvidarnos de esos 2 conceptos clave.

  10. Estoy de acuerdo, además de una buena aplicación hace falta un buen equipo que respalde la idea… Y lo más importante inversores que te permitan mejorar los fallos sin estar pendiente todo el dia de la cuenta del banco.

  11. Buen post Ignacio,
    este es el camino a recorrer de todos los que nos dedicamos a fabricar software, en nuestro caso, hemos padecido los problemas que comentas, y no, no los tuvimos en cuenta antes de comenzar el desarrollo, ha sido poco a poco, hemos aprendido a comunicar las bondades de nuestras aplicaciones, hemos conseguido que las demos sean eficaces, hemos aprendido a hacer las aplicaciones mucho más usables y que el manual sea casi innecesario … y lo que nos queda …