Cómo crear una startup durante la crisis en tiempo récord | Loogic Startups
Seleccionar página

Cliché o no, que toda crisis representa una oportunidad es algo que sabemos. Con la pandemia del Coronavirus, la crisis a escala global ha afectado directa o indirectamente a todos los sectores de la economía. La situación ha obligado a muchas empresas a reinventarse, a cambiar de planes y, sobre todo, a improvisar. Así, la pregunta se vuelve obvia: ¿Es un buen momento para pensar en comenzar a emprender y crear una start-up?

Miguel Arias, emprendedor y director de Telefónica Open Future, comentaba para el diario Expansión que “Una crisis es un cambio profundo y de consecuencias importantes en un proceso o situación. Si las circunstancias se transforman, quien sea capaz de anticiparse tendrá ventaja”. La respuesta a la anterior pregunta se centra en que los emprendedores que quieran comenzar a crear una start-up tendrán que buscar grandes cambios en el paradigma anterior. “En 2008 era el salto al móvil y la nube; ahora es la explosión del internet de las cosas, la inteligencia artificial y la conectividad 5G, por poner un ejemplo”.

Es esa modernidad y digitalización en la que vivimos es la misma que nos abre un abanico amplísimo de posibilidades para comenzar a dar pasos en la creación de un nuevo negocio. La financiación en fases iniciales ha sufrido un parón casi total y es uno de los grandes obstáculos para lanzar un nuevo proyecto, sin embargo, uno de los primeros pasos necesarios para crear una empresa es la apertura de una cuenta negocio. En este ámbito, el hecho de poder abrir una cuenta de empresa online de forma rápida y ágil, gracias a la versatilidad que nos ofrecen algunos bancos, en especial los bancos digitales o neobancos, simplifica los procesos para las empresas.

Tener una buena idea de negocio es siempre lo primero a tener en cuenta. Obtener apoyo económico e ir ampliando la red de contactos para conseguir que nuestro proyecto se haga oír son los siguientes pasos a dar para conseguir reconocimiento entre los profesionales del sector. Otra de las fórmulas que pueden ayudar a impulsar las nuevas start-ups cuando ya estén establecidas es participando en concursos y convocatorias de grandes empresas o incubadoras; plataformas que con los años se han convertido en un trampolín para impulsar el crecimiento de empresas que acaban de nacer en un tiempo récord.

Además de premios en metálico, formación y networking, estos galardones suelen ofrecer acompañamiento a la empresa durante un periodo concreto, así como un calendario de ‘mentoring’ para explotar al máximo su potencial. Y es que después de las fases de desarrollo y consolidación, se vuelve fundamental contar con apoyo proveniente de distintos sectores que nos puedan ayudar a impulsar nuestro.

Cuando todo vuelva a la normalidad, habrá tendencias que se habrán acelerado en estas últimas semanas. Esta es la premisa con la que trabajan analistas y gestores, y es que sin duda hay cambios que llegan para quedarse y que ahora más que nunca los emprendedores tendrán que tener en cuenta. Son muchas las grandes empresas mundiales que nacieron durante los años de la ahora antigua crisis (Airbnb, Slack, Dropbox…). Y es que la palabra ‘crisis’ en chino se escribe en dos caracteres: ‘riesgo’ y ‘oportunidad’.