2 millones de euros de inversión en la floristería online Colvin - Loogic Startups

La floristería online Colvin ha realizado una ronda de inversión de 2 millones de euros en la que han participado Samaipata Ventures y Mediaset, así como fondos internacionales y Business Angels, entre ellos, Hugo Arévalo, fundador de Tuenti y actual presidente de Hawkers. Se trata su tercera ronda de financiación tras solo 12 meses de operaciones.

Colvin nació a finales de 2016 de la mano de tres antiguos compañeros de universidad que decidieron dejar sus respectivos trabajos para lanzar su propia empresa. La idea elegida no fue casualidad. Mientras estudiaban juntos, los tres jóvenes montaron un negocio de distribución de rosas durante la festividad de Sant Jordi. Tras su paso por multinacionales como Amazon, Citi o GSK, el objetivo ahora es crear una marca online de flores líder en Europa y revolucionar el sector de la floristería online integrándose directamente con los productores, consiguiendo llevar flores recién cortadas desde la tierra hasta el cliente final. Evitando intermediarios consiguen reducir el precio y, sobre todo, aumentar la esperanza de vida de las flores en manos del cliente final.


Te puede interesar:

  • Descubre el ecommerce de flores The Colvin CoDescubre el ecommerce de flores The Colvin Co Entrevistamos a Sergi Bastardas Co-founder de la startup The Colvin Co ¿Cómo surge la idea de crear The Colvin Co? En un trayecto en AVE de Barcelona a Madrid hace unos 9 meses. […]
  • Ronda de 3,5 millones de euros en DeporvillageRonda de 3,5 millones de euros en Deporvillage La tienda online de material deportivo Deporvillage acaba de realizar una nueva ronda de inversión con la que busca aprovechar la oportunidad que supone la fiebre por el ciclismo y el […]
  • 7,5 millones de dólares de inversión en Jinn7,5 millones de dólares de inversión en Jinn Jinn es una startup fundada en Londres y que se dedica a una de las actividades de moda en estos momentos en los negocios de internet, la logística de proximidad o recadería. La […]