Las claves de una landing page efectiva | Loogic Startups
Seleccionar página

Llevaba tiempo queriendo escribir un artículo comparando algunas landing pages para hablar sobre la efectividad de las mismas así que opté por pedirle a Emilio Rodríguez, co-fundador de Gremyo.com que lo hiciera por mí aprovechando la experiencia obtenida en la creación y modelación de las landing pages que tienen en marcha:

Como muchos sabéis (y los que os dedicáis al marketing online aún más), una buena landing page puede suponer la diferencia entre un gran éxito y un rotundo fracaso. Veamos antes de nada qué es una landing page, por si no estás muy familiarizado con el término.

Una landing page no es más que la página web donde “aterriza” un usuario después de hacer clic en un link, imagen o banner, y que hemos diseñado con el objetivo de que el usuario realice una conversión (suscribirse, descargar una guía, comprar un producto, etc). Si tu landing page no es lo suficientemente efectiva, de nada habrá servido que hayas hecho una excelente campaña de difusión y marketing.

En el caso de Gremyo, optamos por crear una landing page para captar nuevos suscriptores (emprendedores, startups y freelance) regalando nuestra Guía de Validación de Ideas de Negocio, la cual habíamos terminado unos días antes y ya habíamos enviado de forma exclusiva a nuestros suscriptores.

A continuación voy a enseñarte los elementos y principios clave que en mi opinión debe cumplir una buena landing page, basándome en esta que tiene una tasa de conversión superior al 41%.

datos_conversion

Elementos Clave
Antes de remangarnos, sí me gustaría darte 6 directrices generales que tienen en común las buenas landing pages:

  1. Son sencillas (síntesis, por favor).
  2. Las distracciones son mínimas: No apartes al usuario del objetivo en cuestión.
  3. El factor psicológico es clave: Desde las imágenes, colores y textos que utilices.
  4. No son estáticas. Hablaremos de la iteración mediante pruebas A/B y pruebas multivariantes.
  5. Ligeras, para que la carga sea rápida.
  6. Tráfico cualificado: El tráfico que dirijas a la landing page han de ser personas a priori interesadas en tu producto o servicio. Cuanto más cualificado sea, mayores serán los ratios de conversión.

Voy a basarme en esta imagen de Ernesto del Valle para explicar cada uno de los elementos:

ernesto-del-valle

1. Mensaje (Título y subtítulo)

El mensaje principal o título debe ser claro y en consonancia con lo que espera encontrar el usuario cuando “aterriza” en tu landing (recuerda que viene, por ejemplo, de un tweet o un banner). El mensaje secundario debe explicar con más detalle el objetivo de la landing.

En nuestra landing de ejemplo la cabecera es la siguiente: “¿Sabes cómo VALIDAR tu IDEA DE NEGOCIO?” El mensaje principal es el que te engancha, pero luego te preguntas, vale, igual no sé, ¿pero cómo vas a ayudarme? En el mensaje secundario explico que “Te REGALAMOS esta GUÍA para AYUDARTE en el proceso”, y menciono el beneficio final. Diversos estudios demuestran que es importante usar las palabras TU y TE, así el usuario percibe que te preocupas por él.

2. Imagen potente (o vídeo)

Lógicamente la imagen debe ser coherente con el objetivo de la landing. En este caso, qué mejor que mostrar unos pantallazos de la propia guía para que la gente se haga una idea más clara de lo que va a obtener si introduce su email. En un primer momento optamos por incluir la diana que evoca “da en el clavo con tu idea de negocio” y que va en la portada, pero las pruebas nos demostraron que mostrar un avance del contenido de la guía tenía una mejor conversión.

imagen_guia

Recomendación: No cojáis cualquier cosa que encontreis por Google. Merece la pena un esfuercillo para hacerte con una imagen chula y de calidad en un banco de imágenes, que tienen millones de imágenes libres de derechos de alta calidad por cuatro duros. Vídeo: Siempre que se haga bien, el vídeo suele aumentar la conversión y el engagement (hazlo cortito y ve al grano).

3. CTA – Llamada a la acción

Explica muy bien a tu usuario qué datos le estás pidiendo, ¿su e-mail, su nombre, su teléfono? Y qué le ofreces a cambio. No pidas más de los estrictamente necesarios. La conversión baja. Aquí puede verse claramente el CTA (Call-to-Action) y que datos le pedimos “Introduce tu email y descárgatela GRATIS”. El botón es un azul “eléctrico”, tiene un gran contraste para que destaque sobre el resto de la página y el texto del botón indica explícitamente qué va a conseguir el usuario dejando su correo, Descargar la Guía.

CTA

4. Beneficios

Si quieres que tomen la decisión que tú esperas, tu audiencia necesita saber qué es lo que va a conseguir. Lógico, ¿no? Entonces, ¿por qué encontramos muchas landing pages que omiten este tipo de información, o que la sustituyen por simples datos?

El problema suele estar en confundir entre “beneficios” y “características”. El posible cliente quiere saber sobre todo cómo un producto o servicio va a resolver sus necesidades. Quizá necesite saber también otras cosas, quizá no, pero son los beneficios (y con qué eficacia son comunicados) los que marcan la diferencia a la hora de obtener resultados. Truco: Si para describir un beneficio tienes que abusar de los adjetivos, es que no es un beneficio real.

Piensa en los beneficios desde el punto de vista del usuario. Citar como beneficio un aspecto irrelevante equivale a señalar una desventaja.

beneficios

5. Prueba social (testimonios)

Siempre que he incluido un elemento de prueba social en una landing page recomendando de forma directa o avalando de forma indirecta lo que estamos ofreciendo, las conversiones habitualmente aumentan. Ya no hacemos una sola landing que no lleve esta prueba social. En este caso concreto, utilizamos el testimonio de un suscriptor nuestro que nos escribió al recibir la guía.

prueba_social

6. Rescate o recordatorio

Sobre todo en el caso de que tengas un landing page larga, solo porque tu producto o servicio lo requiera, suelen incluirse uno o varios CTA de recordatorio -al final y a la mitad es lo habitual- para que el usuario “no se te escape” y se vaya sin cumplir el objetivo que te habías marcado.

Conclusiones

  • Una buena landing page requiere de un gran esfuerzo de síntesis. Después de haber diseñado unas cuantas y estudiado tanto casos de éxito como fracasos rotundos, puedo decir que la mayoría de las que fallan es más por lo que les sobra que por lo que les falta.
  • Sería muy atrevido decir que es una estructura “perfecta” – primero porque todo es mejorable y segundo porque cada situación puede requerir pequeñas divergencias sobre este modelo – pero desde luego creo que se trata de una buena aproximación y espero que te ayude en el diseño de tu próxima landing.
  • No temas. No es necesario conocimientos de programación para diseñar tu landing. Herramientas como Instapage y Unbounce te ayudarán en el proceso. Siempre se puede mejorar y optimizar, pero tampoco llegues a la parálisis por análisis. Para completar la información, no te pierdas el próximo artículo donde voy a hablar de la importancia de testear e iterar hasta vencer.