Pódcast Loogic Startups
Seleccionar página
El Pódcast de Loogic

El Pódcast de Loogic

Desde que monté Agencia Pódcast he pensado si podría hacer un pódcast para Loogic. Hasta ahora había tres motivos fundamentales para no hacerlo.

Aportación de valor

El primero, la aportación de valor. Hay muchos pódcast de entrevistas, bueno, no tantos. Pero las personas más interesantes del sector de las startups han sido entrevistados muchas veces y en muchos ámbitos distintos. ¿Realmente aportaría valor otra entrevista más con emprendedores e inversores?

En el formato pódcast lo está haciendo muy bien @josek_net con @EnDigitalP. Como hagas algo que le gusta te llama crack y ya no hay quien se resista a su llamada. Bromas aparte, el pódcast merece la pena y entrevista a todo tipo de emprendedores.

Otro pódcast que lo hace muy bien es el de @kfundvc con emprendedores e inversores de primer nivel.

Entrar ahora en liza audiofónica con ellos no me parece nada interesante, así que lo descarté rápido. Al hacerlo, sin embargo, me vienen a la cabeza los eventos Smart Money que organizamos en su momento. Hicimos muchas entrevistas a inversores y les preguntamos cosas que no les habían preguntado antes (algunas), y me apetece retomar esas cuestiones.

La continuidad y la duración

El segundo motivo para no crear el pódcast de Loogic era la continuidad. Todo podcaster sabe que la continuidad es el primer enemigo. Con el arranque de Agencia Pódcast comprometerme en exceso era una locura.

El tercer motivo es que una entrevista requiere en teoría un rato largo de charla, para sacarle su jugo. En realidad eso no es cierto, sino que el formato de entrevista se suele realizar de forma extensa, pero no por necesidad, sino por gusto.

El desenlace

Si nos vamos a la radio, las entrevistas a personajes públicos son relativamente breves. Desde unos minutos hasta media hora, dentro de programas con secciones variadas, pero no se alargan más como norma general.

El motivo de la duración de las entrevistas, por tanto, queda desterrado. Puedo hacer entrevista de máximo 20 minutos y no pasa nada. Estas entrevistas cortas tendrán que ser muy precisas para sacarle el jugo al invitado. Ese es el reto: obtener valor en poco tiempo de entrevista. La clave está en preguntar cosas diferentes.

En cuanto al segundo motivo, el de la continuidad, también es replanteable. ¿Cuántos episodios tienen las series actuales de las plataformas de vídeo bajo demanda y de los pódcast de ficción sonora? Es ficción, cierto, pero el nuevo estándar del sector son temporadas de 8 episodios.

He decidido asumir que mis temporadas de pódcast tendrán entre 8 y 12 episodios nada más. Así lo he hecho la última vez en mi blog-pódcast personal y la nueva serie que tengo preparada para continuar con él es de 7-8 episodios.

Cómo será Loogic Pódcast

Las características que tengo entre manos son las siguientes:

  • Una primera temporada de 8-10 episodios.
  • Entrevistas de 20 minutos.
  • Preguntas de entrada y cierra siempre las mismas para todos los entrevistados.
  • Nada de que cuenten quiénes son y dónde están, para eso está Google y Linkedin.
  • Preguntas de tecnología y negocios (especialmente digitales), transversales a sus especializaciones, no sobre lo que han hecho o hacen ahora. Esto les hará responder cosas nuevas que no han contado en otras entrevistas y aportará valor además de resultar interesante, o eso espero.
  • Entrevistados: inversores en startups, emprendedores, personal de aceleradoras, y cualquier implicado de una manera u otra en el ecosistema de nuevas empresas digitales.

El ánimo para empezar vendrá dado por la respuesta que reciba de este artículo, aunque la decisión ya está tomada. Lo que sí está claro es que la continuidad después de la primera temporada vendrá determinada por la aceptación de los oyentes (escuchas-descargas).

Si quieres que te avise del comienzo de las publicaciones que serán una a la semana, apúntate en el siguiente formulario y difunde la noticia: Loogic ahora tendrá un pódcast. Si quieres que dure mucho en el tiempo ayúdame a difundirlo.

Si rellenas el siguiente formulario sólo recibirás correos electrónicos en relación a Loogic Pódcast.

Loogic Pódcast
12 puntos sobre cómo no hacer un pódcast

12 puntos sobre cómo no hacer un pódcast

Puedes escuchar este artículo en formato pódcast aquí: 12 cosas a tener en cuenta al crear un pódcast.

Pensaba titular este artículo «Cómo empezar un pódcast decente», pero además de agresivo era algo pretencioso.

Lo que quiero es justo todo lo contrario, no pretendo mostrarme como un experto, ni hacer ver que yo hago las cosas como un profesional del podcasting. Nada de eso, lo que quiero es mostrar las cosas que casi seguro saldrán de regular tirando a mal, no porque lo diga yo, sino porque hay cosas que objetivamente no pueden quedar bien, y cada uno lo puede comprobar por sí mismo.

Muchas veces no nos damos cuenta de cosas más o menos evidentes hasta que alguien nos llama la atención sobre ellas, hasta que nos fijamos en ellas. Lo que quiero es que todo el que quiera empezar un pódcast, sepa qué cosas tiene que pararse a pensar.

Las conclusiones que yo voy a adelantar las puede observar cualquiera al que le hayan dicho «mira esto detenidamente durante un momento».

Otra de las aportaciones que quiero hacer viene de la mano del marketing de contenidos. El pódcast es marketing de contenidos (¿acaso hay algo en internet que no sea marketing de contenidos?).

Para bien o para mal llevo desde el 2001 gestionando contenidos online, así que algunas cosas se me han pegado aunque haya sido solo por repetición.

Desglosaré primero los temas que voy a comentar como partes fundamentales en la elaboración de un pódcast.

Elementos de un pódcast:

  • Objetivos del pódcast.
  • Estructura de la serie.
  • Calendario de publicación.
  • Estructura de contenido.
  • Guión.
  • Entradilla y final (cortinillas, cabeceras o como lo quieras llamar).
  • Música y efectos sonoros.
  • Entorno de grabación.
  • Hardware de grabación.
  • Las voces durante la grabación.
  • Software de edición y montaje.
  • Exportación y distribución.

Son muchas cosas escritas de esta manera en forma de lista. Si quieres resumirlo en los elementos más importantes, te puedes quedar con Objetivo, Guión y Grabación. Pero si estás aquí, te sugiero que leas todo hasta el final.

Objetivos del pódcast

No debes empezar un pódcast sin un objetivo. Los objetivos tienen cinco características que los hacen válidos, así que tu objetivo debe ser válido y por tanto cumplir con las siguientes características:

  • Específico: Nada de ambigüedades, nada de «a ver hasta dónde llega esto» o «ya veremos qué hago después». El objetivo debe ser concreto, claro, específico y expreso. Hay que expresarlo de forma entendible y coherente.
  • Medible: Si no se puede medir no existe. Si tu objetivo es ser relevante, la relevancia debe ser medible. Si tu objetivo es aprender de un determinado tema, debes fijar unas variables o parámetros y evaluar el resultado final.
  • Alcanzable: Las utopías no me gustan ni en las novelas. Lo que no es alcanzable es desmotivante. No digo que te conformes con cualquier cosa, o que no apuestes por algo diferente. Estoy hablando de un pódcast, no de fabricar cohetes. La meta, el objetivo debe ser alcanzable para que tenga sentido el esfuerzo. Otra cosa es hasta dónde llegarás.
  • Relevante: El objetivo debe ser importante para ti. Esto es fácil, porque simplemente con que te guste hacerlo ya es relevante.
  • Temporal: No quiere decir que esté limitado en el tiempo, sino que debe tener un plazo determinado para cumplir ese objetivo. 8, 12, 30 episodios… Tú decides cuánto en cuánto tiempo te sentarás a medir, a evaluar si el objetivo lo has alcanzado, pero debe estar prefijado de antemano.

Estructura de la serie de pódcast

Hay muchas modalidades de póscast: en solitario, acompañado, en modo tertulia, forma de entrevista… Elige tu formato, tu estructura y procura mantenerlo. Puedes mezclar varios formatos, pero si eso tiene sentido, con una planificación y por un motivo.

El formato o estructura de la serie de pódcast debe responder a la consecución del objetivo que te has marcado.

Ten en cuenta que el tipo de formato puede estar condicionado por los recursos de grabación disponibles. Un poco más abajo comento este tema.

En todos los casos, sé tu mismo. Da igual que estés hablando tú solo que haciendo una entrevista. No intentes ser una persona diferente de la que eres. Muéstrate tal y como eres, es así como conseguirás enganchar con tus oyentes.

Otra de las variables de este tema es la duración de cada episodio. La duración también viene marcada por el objetivo. ¿Qué duración es la que se ajusta más al objetivo planteado para el pódcast? Ahí tienes tu respuesta. A mí me gustan los pódcast cortos, los que van al grano y duran menos de media hora. Si pueden ser veinte minutos mejor.

En cualquier caso, tú eres quien debe elegir la duración. Debes sentirte cómodo, disponer del tiempo para hacerlo, etc. Dependerá en gran medida si lo haces sólo o acompañado (permite duraciones más extensas).

Calendario editorial

El pódcast forma parte de la estrategia de contenidos. Si no es así, es que no has empezado por el primer punto de definir un objetivo. Los pódcast son contenidos de audio, pero contenidos.

Como tales, no escapan a las «reglas» de los contenidos. Si no estableces un calendario de publicaciones, al cabo de tres o cuatro episodios empezarás a flquear. El esfuerzo de la constancia es lo más difícil de los pódcast. Para poder cumplir con el compromiso autoimpuesto es necesario marcar un calendario, con varias cosas:

  • Periodicidad del pódcast. La frecuencia puede ser la que tú quieras, pero debes mantenerla en el tiempo. Tus oyentes te esperan cada día, cada semana, cada mes… no puedes defraudar a tu audiencia. Mi recomendación es que comiences poco a poco, que para reducir la frecuencia entre episodios siempre hay tiempo.
  • Temas a tratar o personas a entrevistar: Si tu pódcast es de entrevistas tendrás que tener varias grabadas con antelación, para no quedarte ninguna fecha de tu calendario en blanco. Los entrevistados no tienen por qué poder grabar cuando tú lo necesites. Si el pódcast lo haces en solitario o acompañado siempre de las mismas personas es más fácil que te marques u os marquéis un día determinado a la semana o al mes para hacer las grabaciones.

Estructura de un episodio del pódcast, tu storytelling

Una vez que tienes definida el tipo de pódcast (en solitario, entrevistas, etc), ahora toca detallar la estructura de un capítulo. Es el famoso storytelling. ¿Eres capaz de detallar la estructura de tu storytelling particular?

Hay pódcast de entrevistas que comienzan sin presentaciones ni música (un poco espartanos para mi gusto), y sólo al final el locutor dice quién es. Otros en los que el anfitrión hace una introducción personal o sobre el tema de la entrevista. En las entrevistas también es habitual tener unas preguntas clave que siempre se hacen a todos los entrevistados.

En la mayoría de los pódcast suele haber una cabecera musicada presentando a los anfitriones. En otro el arranque es sonoro y después viene la presentación… hay infinidad de opciones. Escoge la tuya. Si estás solo en tu pódcast es buena idea presentarte y aportar una referencia para el que quiera saber más de ti.

Lo más importante es que no te enrolles. La introducción debe ser breve, o los que te escuchan todos los episodios se cansarán de oir siempre lo mismo. Olvídate de las introducciones de varios minutos sobre ti. Si quieres hacer autopromo de culquier cosa, que sea rápido o déjalo para el final.

Ese último consejo es muy personal, haz lo que quieras, pero de verdad, no te enrolles.

Guión de cada episodio

La estructura de tus episodios es como una plantilla. Ahora toca rellenar esa plantilla con un guión. Algunos podcasters, sobre todo de los que trabajan en solitario, escriben un guión completo de lo que van a contar en cada episodio. No es necesario que hagas esto, pero sí necesitas al menos un guión con los puntos de los que quieres hablar en cada episodio.

Un pódcast improvisado sobre un tema no sale bien. Mejor dicho, un pódcast improvisado sobre un tema, sale siempre mal.

Si escribes un guión completo de lo que vas a contar, procura no leerlo al pie de la letra. Si lo lees, al menos procura parecer que estás hablando ante un auditorio físico de personas para que no parezca que lo estás leyendo.

Para mí es muy incómodo escuchar un pódcast que consiste en la lectura de un texto, aunque el contenido sea bueno.

Si estás haciendo el pódcast en compañía, marca los temas a tratar y el tiempo que le vas a dedicar a cada punto. La duración de cada episodio debe ser similar.

Entradilla y final de cada episodio

Una frase es suficiente. Una frase de saludo e introducción de quién eres, y una frase de final despidiéndote. No tienes que complicarte si no quieres, pero un comienzo y una final siempre similar (o incluso el mismo), queda bien y sitúa al oyente.

Entorno de grabación (habitación)

He llegado a una de las cuestiones clave en la grabación de un pódcast. En este punto se trata de que el sonido no suene como salido de una cueva. ¿Qué ocurre en una cueva? El sonido rebota en las paredes de piedra y hay eco. Eso mismo es lo que tienes que evitar en tu grabación.

La sala de grabación debe tener las paredes y ventanas cubiertas con algo que amortigüe el sonido, donde el sonido no rebote. Cortinas, alfombras. libros y muebles son buenos absorbiendo el sonido. Así que mejor una habitación muy llena que una muy vacía.

No necesitas un estudio profesional de grabación, solo una habitación que no esté decorada de manera minimalista.

Hardware de grabación para pódcast

Ante todo, no se te ocurra grabar un pódcast con el micrófono de ambiente de tu ordenador portátil. Eso suena a lata.

Intenta no utilizar Skype para grabar entrevistas o pódcast grupales. Ya sé que lo hacen muchos, pero de verdad, hay alternativas mucho mejores (investiga un poco, en este artículo ya no me da para entrar en ese tema). Skype suena a lata también, si no queda más remedio, vale, pero casi siempre hay otras opciones.

No necesitas ningún cacharro ni ningún micrófono profesional. No es que no necesites micrófono exáctamente, pero antes de ponerte a buscar micrófonos en Amazon (Samson, Shure, Audiotechnica o cualquier otra marca [aviso: enlaces de afiliado]), puedes hacer pruebas con algo más sencillo: los auriculares con micrófono de tu móvil.

Obviamente el sonido no es tan bueno (ni de lejos) como el de un micrófono para grabar voz, pero al menos es lo suficientemente bueno para obtener un sonido decente. La clave aquí es conseguir un sonido decente para empezar.

Hay micrófonos, muchos creados especialmente para podcasting, que se conectan vía USB al ordenador, para grabar directamente del micro al ordenador. Ten mucho cuidado. Este tipo de micrófonos pueden ser muy buenos (los hay de altísima calidad), pero tienen un punto débil: ¿Tu ordenador o tableta tiene una buena tarjeta de sonido para grabar? Es más, ¿tu ordenador no genera ningún sonido de interferencia con la grabación del micrófono?

El mínimo sonido decente de grabación de un pódcast lo consigues utilizando un móvil o una tableta y unos auriculares con micrófono incorporado. No es lo ideal, pero para comenzar a probar es suficiente.

Una vez que lo tienes claro, es el momento de comprarse un micrófono para voz. Si vas a grabar con un ordenador, entonces también necesitarás una interfaz de audio. Los micrófonos se conectan a la interfaz de audio, y la interfaz por USB al ordenador.

Asegúrate que la interfaz de audio tiene el tipo de entrada de sonido que tiene tu micrófono. Es decir, si el micro es USB, cuidado porque las interfaces de audio suelen tener entradas XLR (también llamadas Canon).

Por cierto, el micrófono que sea dinámico, no de condensador. Los micrófonos de condensador son para estudios completamente insonorizados. Prescinde de los micros de condensador salvo que tengas silencio absoluto (como en el espacio) porque captan hasta la carcoma del vecino de arriba. Lo mejor es que tu micrófono sea dinámico cardioide, es decir, que capte el sonido en una determinada dirección.

Si quieres mi sugerencia de micrófonos e interfaz de audio escríbeme y te lo cuento encantado.

Software de grabación, edición y montaje

El software rey del podcasting económico se llama Audacity. Se trata de software libre disponible para pc, mac y linux. Si utilizas mac a lo mejor te gustará usar Garageband, pero Audacity es muy sencillo de usar, tanto para grabar como para editar.

Cuando quiero grabar varios micros simultáneamente en canales separados utilizo Reaper que se puede utilizar de forma gratuita y es un editor profesional de audio y vídeo.

Hay otras opciones de hardware-software para grabar un pódcast. Por ejemplo Corti conecta los micros a una grabadora digital. (La que usa él es una pasada, pero las hay más sencillas).

Si lo de utilizar un software para grabar y editar te provoca rechazo, siempre puedes empezar por utilizar Anchor.fm o Spreaker para grabar online tu pódcast.

Las voces durante la grabación

He querido poner este apartado pero seré muy breve. Como ya he dicho antes, no intentes ser otra persona diferente de la que eres, sé tú mismo.

Y en segundo lugar, procura vocalizar al máximo. Así de simple y así de complicado. Sé consciente en todo momento de lo que estás diciendo, como si hablaras a alguien que no oye bien o a un niño que necesita procesar todo para entenderlo bien. Lo digo en serio y con todo el respeto del mundo: vocaliza.

Da igual si tu voz es grave, aguda, chillona, nasal… los que te escuchan te quieren como eres, sólo esfuérzate y ya está.

Música y efectos sonoros en un pódcast

Esta es muy fácil. No uses ningún sonido y música que tenga derechos de autor. Hay algunas excepciones como cuando utilizas fragmentos de una obra para hablar sobre esa obra (dicho de forma muy general, no lo tomes al pie de la letra).

Nada de son sólo «N» segundos, así que no pasa nada, y otros mitos de internet: Utilizar un fragmento multimedia de cualquier obra para adornar la nuestra, no se puede hacer sin el consentimiento expreso de los que ostentan los derechos de autor de la obra en cuestión.

Si necesitas consultar con un abogado este tema antes de hacer algo que te puede meter en problemas dímelo y te recomiendo al mío de cabecera en estos temas.

Hay bibliotecas de sonidos y música gratuitos, y otros que son muy económicos. Cuando digo económico me refiero a 2, 5, 9 dólares. Si no quieres o no puedes pagar, no te vuelvas loco, utiliza las fuentes gratuitas (de uso libre sin necesidad de pago económico) o no utilices nada.

Es improbable que alguien te acuse o te demande por usar su material, pero no se trata de una cuestión legal, sino de ética y respeto. Respeta el trabajo de los demás, y si no han dado su consentimiento no puedes usar ese trabajo de otro para el fin que a ti te de la gana. Más claro no puedo ser. Respeta y serás respetado.

Exportación y distribución de un pódcast

En el mundo del Social Media siempre se ha dicho que no tienes que estar en todas las redes sociales, sólo en las que sea relevante para ti (donde están tus clientes por ejemplo).

En el mundo de los pódcast tienes que estar en todas partes. Tu pódcast tiene que estar en todas las plataformas posibles, y desde luego, no puede faltar en ninguna plataforma de las dominantes.

¿Cuáles son las plataformas dominantes en cuanto a distribución de pódcast actualmente?:

  • Apple: Se puede decir que es la inventora del pódcast. A día de hoy es a primera plataforma de distribución.
  • Spotify: Se ha dado cuenta de que hay (a futuro) tanto o más dinero en los pódcast como en la música y ha apostado muy fuerte por el sector. Si utilizas Anchor, ya estás en Spotify (es una filial).
  • iVoox: En España es una referencia y ha logrado sobrevivir. Por el momento es buena idea estar presente en iVoox.
  • Google: Personalmente creo que es poco relevante como plataforma de pódcast, pero incluye los pódcast en los resultados de búsqueda, así que siendo el buscador mayoritario (único) conviene estar ahí.
  • Otras: Hay multitud de plataformas, así que todas las demás las dejo a tu elección.

Sugerencia para simplificar: Utiliza Anchor.fm para distribuir tu pódcast a las principales aplicaciones de reproducción. Esta lo envía a Spotify, Apple, Google y otras muchas. Eso es independiente de dónde alojas tu pódcast. En una plataforma de servicio o en tu propia web adaptada el pódcast.

Hasta aquí este artículo. Hay muchas cosas más que contar, pero será en otras ocasiones. Si quieres saber más sobre algún tema específico pregúntame al correo o en Twitter (@ignacioinventa).

Por qué me quiero dedicar el podcasting

Por qué me quiero dedicar el podcasting

En los últimos tres años no he tenido ningún proyecto de negocio significativo. He probado muchas cosas con pocos resultados, y actualmente he tomado una decisión.

Pero te voy a contar el cómo y el por qué.

Hace unos años que en Loogic no tenemos una actividad propia que genere negocio. Después de la gran actividad de Loogic Ventures y Smart Money, pasamos a embarcarnos en una alianza para potenciar la consultoría para empresas y el crowdfunding de recompensa para startups.

Esta aventura duró poco por diversos motivos que no vienen al caso. A partir de ahí, Javier tuvo la oportunidad de hacer una de las cosas que más le gusta para la empresa Sngular, de la que ahora es Director de Innovación Abierta a tiempo completo.

El comercio electrónico

Así que yo potencié mis experimentos en el comercio electrónico. He probado a vender productos comunes y productos especiales, y durante ese tiempo aprendí cosas muy interesantes sobre la oferta y la demanda, la influencia del precio en la venta de productos, el efecto de la escasez de la oferta… asuntos muy importantes que me servirán si algún día me decido a invertir de verdad en un comercio electrónico.

Por el momento, lo que más me gusta que es vendible, tiene dos inconvenientes que me hacen de freno: el producto es barato y se vende en muchos sitios, o el producto es demasiado de nicho y ya hay competidores que lo ofrecen. De esta forma, entrar en el mercado me resulta muy difícil, aun más sin equipo.

Volver al origen, la formación (primera parte)

Una vez que doy por terminados los experimentos, sobre todo porque tengo que pensar en crear un negocio sostenible, porque de experimentos no se vive, me siento a pensar.

Por cierto, lo de reservar un rato todas las semanas para pensar, al igual que hacer deporte, es de lo mejor que se puede hacer cuando tienes tu propio negocio. El día a día siempre te come, pero hay que fijarse como objetivos de ese día a día, tener el tiempo necesario para la familia, hacer algo de ejercicio y tiempo para reflexionar.

Cuando te acerques a los 50 años de edad te arrepentirás si no has practicado esas tres cosas (¡no!, yo todavía no he llegado, era solo un aviso). Sigo, que me desvío con temas colaterales.

Cuando uno quiere renovarse o reinventarse, tiene dos opciones: volver al origen o arrancar completamente de cero con algo divergente con respecto a lo que ha estado haciendo antes. Esto vale tanto para el plano personal como el profesional, pero yo me refiero al plano profesional, el personal lo tengo afortunadamente muy bien cubierto y estable.

Precisamente por este motivo, tomar un camino divergente de todo lo que he hecho hasta ahora no parecía lo más práctico (y eso que podría haberlo hecho, hubiera tenido el apoyo de mi entorno).

Así que la otra opción era volver a los orígenes. Mi origen en este sector, o más bien mi origen oficial en este sector fue como formador (consultor de formación me llamaban…) Esta actividad la realizo desde hace unos años bajo demanda sobre todo para la EOI (Escuela de Organización Industrial). En este caso se trataba de buscar mi propio negocio, así que eso no cuenta.

El sector de la formación creo que está un poco saturado. Las dos vertientes temáticas que más me atraen, al menos, creo que lo están. Por un lado la formación para startups (las más de cien aceleradoras y programas de apoyo al emprendedor tienen el mercado completo). Por el otro, el tema de WordPress desde nivel básico (completamente saturado) hasta nivel de desarrollo profesional. Creo que hay poco mercado porque el profesional del código que desarrolla para WordPress es fundamentalmente autodidacta.

Esta vuelta al origen de la formación, por tanto queda descartada por el momento.

Volver al origen, el sector del libro (segunda parte)

Existe una temática de la que siempre me he mantenido muy cerca por motivos familiares y colaboraciones en mi tiempo libre, y que siempre he seguido de cerca. Se trata del sector del libro y las publicaciones.

He estado en contacto de manera permanente con el sector del libro de una manera u otra. Para mi, dedicarme de alguna forma al sector del libro se podría considerar una vuelta a mis orígenes.

Siguiendo esta línea de pensamiento intenté crear una editorial. Tras exponer mi idea en algún foro y recibir la retroalimentación más dura pero más valiosa del mundo, decido especializarme en algunas temáticas del libro, pero no como editorial sino como librero especializado.

La faceta editorial no la abandono, y me paso a intentar una editorial basada en el contenido ilustrado. El sector es muy complejo, y no contaba con los egos de los ilustradores. Perdóname si eres ilustrador, te respeto, te admiro, pero la gestión de egos es de lo más difícil del mundo, y me batí en retirada.

La faceta de librero especializado creo que podría haberla sacado adelante con equipo, pero estando solo era demasiado trabajo hilar fino frente a la competencia.

Llegados a este punto, ¿he fracasado y me he quedado sin opciones? De eso nada, siempre hay elección (frase típica que dice «el bueno» en una película cuando tiene que elegir entre morir o matar a quien no quiere matar). En fin, que hay una tercera parte.

Volver al origen, divulgar contenidos (tercera parte, y ya)

Es posible que haya una cuarta parte, pero aún no he llegado a ella, está en la recámara por si acaso.

Si estás pesando que hay demasiados orígenes, cámbiale el nombre. Para bien o para mal he montado, ayudado a montar y participado en muchos negocios (con mayor o menor éxito), y he hecho muchas cosas durante 20 años (sí, ha pasado todo ese tiempo), así que puedo volver a varios orígenes.

Mi primer éxito y fracaso online, todo en uno, fue en 2001 un portal de divulgación científica. Aquí entrañable prueba documental del diseño pagado a precio de oro, eso sí, con unos contenidos de primera. Si quieres ver el primer diseño que hice yo mismo, pincha en el archivo un año antes.

Fue un éxito de público y un fracaso de negocio (publicitario). Por aquél entonces el tráfico web en España se pagaba al peso, y eso no había quien lo aguantara. Menos aún después del pinchazo de la primera burbuja de internet. Justamente hace unos días lo recordaba en Twitter respondiendo a una pregunta de @josecontic

En aquél «negocio» me gasté el dinero de un inversor (todavía se lo debo). Me sirvió para decidir que no volvería a usar dinero de un inversor. Con el mío o nada. En esto siempre he estado de acuerdo con Javier (y en muchas más cosas, no pienses mal).

Por tanto, ¿por qué no volver a la temática de mi primer proyecto de internet? Es decir, a divulgar contenidos. Las cosas han cambiado, internet ha cambiado y ahora hay muy buenos divulgadores de diversas ramas de la Ciencia, que operan en sus blogs, en Twitter y en Youtube.

No quiero meterme a competir en un mercado (poco interesante desde el punto de vista de negocio, no nos engañemos), en el que hay muchos y buenos profesionales (los de más larga trayectoria en Youtube, y en los últimos tiempos también en Twitter) . Pero sí que hay una variante menos explotada: los pódcast.

Actualmente no veo necesario tampoco restringir la temática de los pódcast, lo que me hace plantearme qué modelo de actividad quiero desarrollar que se puede convertir en un negocio, modesto, pero un negocio al fin y al cabo.

Por qué la Agencia Pódcast

Para mí el podcasting tiene varios pros muy interesantes (fortalezas y oportunidades):

  • Pueden (y deben) formar parte de la estrategia de contenidos y marketing de las empresas. Esto lo conecto con la faceta de marketing para empresas que llevamos a cabo en su momento con Social Media Factory.
  • Se puede tratar cualquier tema. Esto incluye los libros, lo que lo uno con mi querencia por el sector.
  • Contar historias requiere de la creatividad del escritor, de potenciar las facetas de comunicación. Y esto lo enlazo con mi primera actividad de gestión de contenidos online sobre todo en la parte de divulgación.
  • Me gusta mucho la ficción sonora. Esto me hace recordar que en 8º de EGB (14 años) monté una ficción sonora de cinco minutos como trabajo para una asignatura.
  • Me gustan los cacharros. Yo soy de la época en la que nos montábamos los ordenadores por piezas. Ahora salvo algunos gamers los jóvenes se compran un portátil y no saben lo que lleva dentro. En el podcasting no es que se utilicen muchos cacharros, pero al final trasteas con micrófonos, interfaces de audio, grabadoras, conectores, programas diversos…
  • Los pódcast están de moda, están creciendo mucho, pero aún no se ha saturado el mercado. Hay crecimiento sostenido, muy elevado, pero no hemos llegado al punto de exponencialidad y burbuja que hubo con las redes sociales.
  • Hay mucho margen de mejora en los pódcast tanto en la parte de comunicación como en la calidad del sonido. Muchos de los programas más populares tienen un locutor al frente con una comunicación mediocre o un sonido mediocre. Por el momento no importa, pero cuando haya competencia de verdad, esos se quedarán fuera si no mejoran.
  • He desarrollado una herramienta para la redacción de los guiones de manera colaborativa entre el equipo de guionistas, el cliente (si es necesario) y el corrector de guiones. Esta aplicación web se llama Scriptanext y la puede utilizar todo el que quiera. Es muy simple, pero a nosotros nos viene de maravilla.

Las debilidades y amenazas me las guardo para mi, que ya te he dado mucha información ;)

Creo que contar historias a través de un pódcast tiene un mundo de posibilidades enorme, algunas de las cuales aún están por explorar.

En este punto me encuentro, he creado Agencia Pódcast con dos objetivos:

  • Desarrollar pódcast para empresas.
  • Crear series propias de pódcast que a medio plazo se puedan monetizar.

Situación actual de Agencia Pódcast

En primer lugar, estamos aprendiendo un montón cada capítulo que elaboramos, bien sea para nosotros o para clientes.

Hemos grabado algunos episodios que se han quedado como pruebas y jamás verán la luz. Otros que hemos editado varias veces, incluso después de publicarlos. Hay de todo, pero siempre aprendiendo.

Tengo que agradecer a Colchón Morfeo la confianza mostrada como primer cliente de Agencia Pódcast.

La estrategia a medio plazo es cerrar el segundo cliente con el que estamos hablando, y captar otros dos antes de verano. Parece poco, pero partimos de cero abriendo camino en el sector.

Existen productores de pódcast para empresas, pero se cuentan con los dedos de una mano, sobran dedos, y no se dedican en exclusiva a esto. Además llevan varios años creando sus propios pódcast y/o provienen de la radio, con lo que han hecho mucho trabajo (y bueno) antes de llegar a ofrecer formalmente la producción de pódcast para terceros.

Lo que más tiempo nos está consumiendo es la preparación de las producciones propias de pódcast. En este momento tenemos en activo, con publicación semanal la serie de pódcast HistorHilando, historias interesantes de nuestro mundo.

Llegaremos hasta los 13 episodios por el momento locutados con gran acierto y generosidad por @emiliorey Por cierto que Emilio tiene el magnífico pódcast sobre meteorología Capturando la temperie

Estoy preparando la serie de pódcast breves de recomendación de libros de Naturaleza y Excursiones. Este lo locutaré yo como un proyecto personal. Si te interesa, sortearé un ejemplar del primer libro que voy a recomendar.

El tercer proyecto propio es una ficción sonora de 8 episodios cuyo guión debería estar terminado para primeros de abril, y si somos capaces de cumplir los plazos, para junio podría estar disponible.

Esta semana hemos apalabrado una nueva producción propia con un colaborador. Se trata de un pódcast para el sector educativo. Espero que podamos darle forma y empezar en breve con las pruebas de grabación.

Mientras tanto, por si piensas que me aburro, estoy diseñando y construyendo una cabina de insonorización portátil de sobremesa. Estoy con el primer prototipo. Si funciona bien y consigo darle un aspecto decente hasta podría comercializarla bajo petición.

Lo que pase realmente después de todo este plan, poco importa. Espero no dejar nunca el sector del podcasting, independientemente de que pueda convertirlo en un buen negocio o simplemente en un negocio, o no.

Os espero es el próximo lanzamiento. No he escrito esto para vender, bueno, sí, un poco sí, pero eso no es lo más importante. Lo más importante es que te apetezca leer lo próximo que te vendré a contar sobre pódcast o sobre mis proyectos.

Así que si quieres, apúntate en este formulario para conocer las novedades de mi proyecto digital, o pásate por Loogic con el próximo post. Gracias por leerme hasta aquí.



El podcast como Branded Content

El podcast como Branded Content

El podcast como contenido para crear marca, o lo que es lo mismo, branded content. Si te han dicho o has leído que tienes que hacer branded content para darte a conocer, para posicionarte, para que hablen de ti… se trata de crear marca.

Cuando estamos creando marca, mucho cuidado con las expectativas de retorno de la inversión. La creación de marca es relativamente complicada de medir, y normalmente tiene beneficios tangibles a medio y largo plazo. En el caso de los podcast, el corto plazo hay que olvidarlo casi completamente.

Con esto no pretendo desanimar en el marketing de contenidos con el objetivo de creación de marca o branded content, al contrario, pero hay que ser conscientes de los objetivos que queremos y podemos conseguir a corto plazo, y a medio-largo plazo.

A corto plazo el branded content genera impactos directos que podemos evaluar como retorno. Normalmente estos impactos directos que en el mundo digital se pueden medir (la forma de medir dependerá del tipo de contenido), se dejarán notar en la cuenta de resultados más a medio y largo plazo. Pero esto es un comentario general, puesto que si somos hábiles, los impactos directos se pueden transformar en ventas a corto plazo.

El caso es que los podcast generan una fidelización del oyente muy elevada (eso que ahora llaman engagement). Hay muchos motivos por los que los podcast son muy buenas herramientas como fidelizadores. Por mencionar algunos: el oyente tiene interés previo en la materia del podcast, lo escucha cuando quiere y como quiere, lo elige entre otros podcast, y cuando se suscribe es porque el contenido le genera confianza.

Esto quiere decir, que después del primer episodio de una serie de podcast, el oyente acude de nuevo predispuesto a favor del podcast. Los informes de IAB y PwC indican que las empresas y agencias de publicidad cada vez gastan más dinero en anunciarse en los podcast. Esta tendencia creciente es porque realmente son un canal muy adecuado para impactar en los consumidores.

Una marca que produce un podcast como branded content, no se anuncia, no se vende directamente, sino que demuestra que conoce su sector, que sabe hacer las cosas, o que apoya determinados contenidos que se ajustan con la línea empresarial de la marca.

Por estos motivos, los podcast, una serie de podcast, es una buena herramienta de contenido para creación de marca o branded content. Es cierto que el retorno directo a corto plazo es limitado, pero a medio y largo plazo el impacto es muy positivo y realmente contribuye a crear o fortalecer marcas potentes.

Como no podía ser de otra manera, recomendamos a todas las marcas que den el salto a incluir el podcast dentro de su estrategia de marketing y en particular de branded content.

El inconveniente de los costes es algo en lo que podemos influir de manera limitada, porque un podcast bien producido tiene un coste elevado en horas de trabajo humano especializado. Sin embargo, aún es mayor el coste de dejar pasar la oportunidad y no hacerlo teniendo la opción.

Pon un podcast en tu empresa, conviértete en un líder de tu sector, y si ya lo eres, mantén tu posición destacando sobre la competencia.

Convierte tu blog en un pódcast

Convierte tu blog en un pódcast

Tras los primeros meses de andadura de Agencia Pódcast, una de las principales cosas de las que nos hemos dado cuenta es que no podemos pretender convencer a una empresa de que necesita un pódcast.

Nuestro cliente es una empresa que intuye que le puede venir bien dentro de su estrategia de marketing, que se lo ha planteado antes de conocernos e incluso que ha comprado publicidad en pódcast.

Estas empresas no siempre tienen los recursos necesarios ni la capacidad de medir el retorno de la inversión que supone crear un pódcast exclusivo a medida.

Si tu empresa es de este tipo, estás de enhorabuena: si tienes un blog, Agencia Pódcast te lo convierte en un pódcast. Así de sencillo, y por ser sencillo, también económico.

Tú creas un contenido recurrente de valor para el blog de tu negocio. Nosotros lo convertimos en audio y lo empaquetamos como pódcast para distribuirlo en las principales apps de escucha.

No es un pódcast puro, no eres tú mismo quien lo narra, pero los recursos que tienes que dedicar para disponer de un pódcast que te diferencia de la competencia son reducidos.

Esto me recuerda el boom de las redes sociales cuando ofrecíamos servicios de gestión de redes para empresas (hace unos 10 años ya). En aquél momento no se trataba de convencer a las empresas de que necesitaban estar en las redes. Se trataba de que las empresas convencidas nos eligieran.

En la producción de pódcast ocurre algo similar. Aún no estamos en el boom equivalente al de las redes sociales que comento. Estamos en una fase en la que el crecimiento de oyentes es casi exponencial, y el crecimiento de producciones independientes también.

Aún tiene que llegar la explosión del acercamiento de las empresas al pódcast, aunque siendo sincero, prefiero que esto no sea una explosión sino algo paulatino, que se pueda controlar.

Volviendo al tema de blog a pódcast. Un artículo como este tiene un precio de 30€+iva convertirlo a audio, con una única condición: hacemos el trabajo por bloques de artículos según la duración. Con personas, nada de robots narradores, por si acaso tienes dudas.

A partir de ahí, si quieres crear una cabecera y un final, y que Agencia Pódcast lo distribuya, lo puedes tener por un pago único inicial.

Esta es nuestra nueva propuesta para todos los negocios. Si quieres, puedes tener tu propio pódcast. ¡No esperes a que la competencia te adelante!

Si te interesa puedes solicitar más información del servicio de blog a pódcast en este enlace.

Crear pódcast no es fabricar pódcast

Crear pódcast no es fabricar pódcast

No nos engañemos, hay diferencias entre un producto industrial y un producto artesanal. Todos entendemos estas diferencias. Y si hablamos de fabricar o de crear pódcast, todos entendemos las diferencias.

En términos generales, la industria se asocia con rapidez, economía, y como derivada de las anteriores, disminución de la calidad. Esto no siempre es cierto, de acuerdo, al contrario, puede traer grandes beneficios en muchos sentidos.

Pero cuando hablamos de un servicio como producir podcast para empresas, todos queremos que haya una creación personalizada, humana, manual, y no queremos una fábrica de churro-pódcast todos iguales, sin personalidad.

Precisamente cuando elegimos crear un pódcast y asociarlo a nuestra marca, o patrocinar la producción de un pódcast sectorial como marca relevante del sector que nos ocupa, buscamos crear una personalidad única, diferente, que nos destaque sobre la competencia.

Por este motivo un pódcast no se puede fabricar, hay que CREARLO, con todas las letras mayúsculas. De esto estamos convencidos en Agenciapodcast.com, de poner todo nuestro empeño en la creación del mejor pódcast posible para la empresa o marca que nos lo solicite.

Nos ayudamos de una herramienta técnica para crear los guiones (Scriptanext), y todo lo demás, son recursos humanos. Recursos humanos especializados y que quieren pensar como tú, para crear el pódcast que a ti, y a tus clientes, les gustaría escuchar todas las semanas.

¿Cómo es el proceso de creación de un pódcast para una empresa o marca?

  • Motivación.
  • Estrategia de marketing.
  • Línea editorial.
  • No es publicidad, es estar al lado del contenido de valor.
  • Selección de 12+1 ideas (o trece, eso depende de cada uno).
  • Desarrollo de la estructura de la serie de pódcast.
  • Creación del guión del primer episodio.
  • Revisión del guión.
  • Búsqueda y preparación de indicativos y elementos sonoros.
  • Grabación del pódcast.
  • Edición y montaje.
  • Distribución.

Todas estas tareas son intensivas en recursos humanos, pero hemos encontrado la forma de optimizar los procesos de arriba a abajo, de manera que cuanto mejor hacemos cada tarea, más fácil y rápido podemos ejecutar la siguiente.

Hemos logrado crear pódcast artesanales y ofrecerlos como canal de comunicación para todo tipo de empresas. Requiere un esfuerzo, no lo podemos negar, pero merece la pena.

El pódcast de tu empresa no saldrá de una fábrica de pódcast, será creado para ti. Puedes empezar con nosotros y más adelante continuar tú sólo. Podrás mostrar la personalidad de tu negocio a través de la comunicación en tu sector, a través de mostrar tu conocimiento y tu forma de hacer las cosas.

El pódcast lleva implícito un nota de personalización, de intimidad, de autenticidad. Es lo que buscan los oyentes, es lo que buscan los clientes hoy en día. Atrévete y crea tu pódcast.