General Archives - Página 9 de 128 - Loogic Startups
Seleccionar página
1 millón de euros de inversión en ClinicPoint, antes Medprivé

1 millón de euros de inversión en ClinicPoint, antes Medprivé

clinicpoint

Supongo que recordáis Medprivé como una startup dedicada a la comercialización de medicina privada por Internet. Ahora el proyecto se relanza bajo el nombre de ClinicPoint, con una nueva imagen y comunicación, y después de haber conseguido nueva financiación tras 3 años de crecimiento. La empresa contará con 1 millón de euros de ampliación de capital para afrontar futuros retos a lo largo de este año. En esta nueva ronda de inversión en la empresa han participado Cabiedes & Partners y Faraday Venture Partners.

Tras su fundación en 2011 y lanzamiento online en 2012 ClinicPoint ha crecido y sigue creciendo año tras año, con una facturación de 2,3 millones de euros en 2013 y de 3,2 millones de euros en 2014, contando ya con más de 23.000 clientes y habiendo realizado más de 28.000 tratamientos. Llama la atención la alta satisfacción de los clientes, que en un 97% de los casos volvería a contar con sus servicios. La cobertura se sigue ampliando hasta lograr más de 5.000 productos y servicios en 60 ciudades del país bajo el amparo de proveedores médicos tan reconocidos como Grupo Hospitalario IDC-Quirón, Sanitas Hospitales o Grupo Asisa.


Entrevistamos a Sofia Benjumea directora de Google Campus Madrid

Entrevistamos a Sofia Benjumea directora de Google Campus Madrid

sofia-google

La noticia de la apertura de Google Campus Madrid ha tenido una acogida muy buena en el ecosistema de las startups en españa y son muchas las startups que esperan su apertura para poder empezar a disfrutar de las instalaciones y actividades que allí se van a realizar. Para conocer mejor esta iniciativa hemos realizado la siguiente entrevista Sofia Benjumea directora de Google Campus Madrid.

¿Cómo surge el interés por parte de Google para crear Campus Madrid?

Campus nace hace tres años como un proyecto de Google For Entrepreneurs con el objetivo de apoyar ecosistemas locales mediante espacios físicos con el fin de unir a las distintas comunidades de startups creando espacio en los que aprender, conectar y trabajar.

Campus Madrid es el cuarto Campus que Google abre en el mundo después de Londres, Tel Aviv y Seúl, una muestra de que Madrid se está convirtiendo en un nuevo Hub Global del emprendimiento y la innovación. Y, ¿por qué Madrid? Google elige las localizaciones de Campus en aquellos lugares en los que hay una creciente densidad de startups, una comunidad emprendedora comprometida y la posibilidad de tener un impacto positivo. Además, es clave para el éxito de Campus contar con una oficina de Google comprometida con el éxito de este proyecto dado que muchos de sus trabajadores actúan como voluntarios en Campus ofreciendo asesoramiento.

¿Qué puede esperar un emprendedor o startup de Campus Madrid?

Campus es un hogar para los emprendedores, el sitio al que ir. Campus es un espacio abierto por y para los emprendedores desde el que podrán aprender a través de sus programas de formación, conectar con la comunidad emprendedora en su cafetería o asistiendo a alguno de los eventos que allí se desarrollarán y trabajar en sus proyectos desde los distintos espacios de trabajo. Campus Madrid es un espacio físico cuyo objetivo es unir a las distintas comunidades del ecosistema emprendedor: emprendedores, inversores, desarrolladores,… y en el que los emprendedores encontrarán todas las herramientas necesarias para triunfar.

¿Qué tiene que hacer un emprendedor que le interese trabajar con vosotros?

Campus es un espacio abierto desde el que cualquier emprendedor puede aprender, conectar con la comunidad o trabajar. Para acceder a la cafetería, corazón de Campus, los emprendedores sólo necesitan hacerse miembros a través de un formulario de nuestra página web, www.campus.co/madrid Es totalmente gratis y allí encontrarán wifi, mesas de trabajo, emprendedores e inversores y un café delicioso. Un espacio único desde el que trabajar y entrar a formar parte de una comunidad que podrá ser clave para el emprendedor, especialmente en sus comienzos.

Si están interesados en ser residentes, podrán acceder al espacio de coworking de la tercera planta, gestionado por TechHub, a través de su página web. Justamente esta semana se ha abierto el proceso de aplicaciones. También SeedRocket formará parte de Campus Madrid, al llevar a cabo su campus y su proceso de aceleración desde la segunda planta de la calle Mazarredo, 9.

Además, desde Campus organizaremos programas de formación totalmente gratuitos y para los emprendedores en distintas fases de desarrollo. Entre estos programas se encuentra el Mentoring@Campus, sesiones de 30 mins de asesoramiento con personal de Google que de manera gratuita ofrece su experiencia y conocimiento para resolver dudas u ofrecer feedback en materias como ventas, métricas o diseño de experiencia de usuario.

¿Cuáles son vuestros planes a corto plazo para la puesta en marcha de este proyecto?

El 22 de junio abrimos las puertas de Campus Madrid y ya tenemos la agenda de las primeras semanas a tope. Angel Summit tendrá lugar el día 22 seguido por el Demoday de Tetuán Valley, Startup Grind, un «mini» Campus de SeedRocket y un Startup Weekend del 26 al 28 de junio. Además, empezaremos a ofrecer sesiones de mentoring desde la primera semana y celebraremos un Launchpad, programa de pre-aceleración de cinco días de duración o la primera edición de Campus Exchange en Madrid, un programa que seleccionará a 6-8 startups de distintas ciudades de España para invitarlas a pasar una semana en Campus con acceso a mentores de Google, inversores y personas de las distintas industrias.

¿Cuál va a ser tu papel como directora de Campus Madrid?

Como directora de Campus debo asegurarme por un lado de que todo funcione ;-), acercar las distintas comunidades de startups, ser portavoz de los emprendedores de nuestra comunidad y tratar de crear un entorno facilitador que ofrezca a los emprendedores las herramientas necesarias para triunfar.

Además, junto a Rufo de la Rosa, Program Manager de Campus Madrid, trataremos de crear aquellos programas de formación y educación con mayor impacto para nuestro ecosistema y que traten de resolver algunos de los retos a los que se enfrentan nuestros emprendedores en las distintas fases de vida de sus proyectos.

¿Cómo veis desde Google el ecosistema de emprendedores y startups en España?

El ecosistema de emprendedores en España ha vivido una evolución increíble en los últimos cinco años. La inversión ha aumentado, según datos de Venture Watch, un 30% entre 2013 y 2014 y contamos con una comunidad cada vez más madura. Sin embargo, aún son muchos los retos a los que se enfrentan nuestros emprendedores como el difícil acceso al ecosistema global o al mercado. Campus Madrid quiere convertirse en un facilitador, un espacio abierto en el que queremos que todos se sientan bienvenidos y desde el que esperamos ayudar a facilitar el camino hacia el éxito.


Memoria y deuda organizacional en las startups en crecimiento

Artículo realizado por Jonatan Belarde

Los desafíos que afronta una startup en su primera fase son completamente diferentes a los desafíos de una empresa que se encuentra escalando su negocio. Es precisamente cuando se da este paso cuando nos enfrentamos a una situación que puede poner en peligro la viabilidad de nuestra empresa si no sabemos identificarla y gestionar adecuadamente. Como en la mente de una persona, la empresa también tiene su memoria. Los esfuerzos resultantes de poner en marcha nuestro negocio adquieren una deuda denominada deuda organizacional.

¿Qué es eso de la Deuda Organizacional?

Por decirlo gráficamente: haciendo memoria y sin dificultad, podemos visualizar los primeros pasos de nuestra empresa (seamos propietario o empleado). Seguro que no estás muy lejos de pensar que eran actos valientes y heroicos por sacar el proyecto adelante. Más viscerales que racionales (ausencia de conocimiento). Eras de los que se «comían» los peores proyectos, los clientes más desagradables, los trabajos menos rentables porque había que “coger aire” y pagar las facturas. Y sobre todo, porque no había otros proyectos. Eras de los que se quedaban hasta las 10 pm (del sábado!) reescribiendo el código de la plataforma para que estuviesen operativas las nuevas funcionalidades, pegando a mano los carteles, llamando a puerta fría a los clientes, planificando los siguientes pasos…

Son esfuerzos realizados (y solicitados) a personas (las primeras personas) que forman parte de la empresa en su fase de incubación y construcción. Esfuerzos requeridos para que las cosas salgan, a costa de sacrificios, estrecheces y sobre todo, promesas. Nuestro primer equipo de personas concentradas en “sólo lograr que se haga”. Son los momentos más difíciles, y que no se olvidan. Esta etapa complicada acumula en la memoria de la organización la deuda que denominamos deuda organizacional.

Son deudas sobre todo mentales (no contractuales) que asumimos en aras de hitos como que nuestra empresa cambiará las reglas de juego, será líder en tal segmento o será comprada por Google. Dicho de otro modo, personas esforzándose por alcanzar una situación determinada que les permitirá dar un salto cualitativo en lo personal o profesional, o formar parte de algo que hará historia.

La deuda organizacional afecta a todas las personas comprometidas a las que pedimos dichos esfuerzos y se refiere a asuntos como el déficit de formación acumulada en aras de la productividad, las ventas o la aplicación de la innovación, el mantenimiento o los cambios en la cultura. Se refiere a la indemnización no pagada por los sobretrabajos de las personas, los ajustes retributivos, la revisión de las responsabilidades, los nuevos retos y objetivos y la resintonización de las nuevas personas respecto las que empezaron en la fase anterior. Se refiere al gapp retributivo, de incentivos o de trato de los nuevos «fichajes» de nuestra organización respecto a los que estábamos desde el principio dando el do de pecho. Muchas veces motivados por la sola promesa de ser partícipes de una empresa con un modelo nuevo o disruptivo!

La deuda organizacional raramente tiene indicadores que determinen su dimensión. Son los directivos o la propiedad quienes han de ser conscientes de que esta deuda existe, y cuanto representa. O al menos estar atentos a los síntomas que la manifiestan. Omitir esta revisión de la deuda organizacional en el transcurso de un cambio de tamaño de una organización pueda matar a una empresa en crecimiento. Duplicar la plantilla requiere hacer un esfuerzo de reflexión y responsabilidad para saldar esta deuda pendiente con las personas que primero se incorporaron, a quienes mayor nivel de compromiso se les ha exigido y quienes mayor nivel de esfuerzo desarrollaron. Obviar este balance descompensado puede provocar que personas clave para nuestra empresa abandonen el proyecto.

¿Y qué puede ocurrirle a mi empresa si no emprendiera medidas?

Los parámetros estratégicos de una empresa en ciclo de crecimiento no son los mismos que en una empresa en construcción. En relación a la deuda organizacional algunos parámetros son determinantes, tales como la formación durante la afluencia de nuevos empleados – tanto en la cultura como en el desempeño de sus funciones -, la política y estrategia de retención de los trabajadores existentes que estaban trabajando por salarios bastante comedidos (el esfuerzo de lanzar la empresa), y con una falta de equidad entre unos y otros. Las escalas salariales en la parte inferior de la organización, que tienen el conocimiento y el compromiso del negocio desde los inicios es factor habitual de descontento en personas imposible de sustituir aunque los nuevos profesionales acaparen una formación superior.

No nos engañemos, saldar la deuda organizacional no atiende a razones éticas ni morales, sino a razones técnicas, de supervivencia. Si bien hay una legitimidad (y una justicia mental) en el fuero interno de los que mayores esfuerzos realizaron por llevar la empresa adelante, la fuga de estas personas (muchas veces imprescindibles) -muchas veces al borde de estar quemadas- lleva inexorablemente a la pérdida del conocimiento, la experiencia y la inercia de las cosas que funcionan. Destrezas adquiridas e interiorizadas muchas veces imposibles de suplir en los plazos tan cortos de una startup. En este sentido es muy habitual que las startups de éxito se preocupen primero por tener grandes planes para mantener a los altos directivos, con toda clase de incentivos y reclamos, pasando poco tiempo en pensar en cómo saldar la deuda devengada por la organización con sus 100 primeros empleados que han construido la empresa. Trabajadores, personas que tienen bien ganadas sus habilidades a base de trabajar duro y que atesoran el conocimiento institucional de la empresa. Un capital tan valioso que sin ellos sería inviable reproducir los principales procesos críticos.

Originalmente atraídos por formar parte de un modelo de negocio disruptivo, trabajando por salarios bajos y un valor de la empresa mínimo que había sido suficiente para justificar su dedicación y esfuerzo, centrados en sus funciones y objetivos, viendo como la nueva ronda de financiación trae una avalancha de nuevos empleados con sueldos mucho más altos y cargos más rimbombantes. Sorprendente y paradójicamente, esta avalancha de nuevos empleados deben ser formados e integrados de forma desesperada y rápida, tanto para asumir la cultura de la empresa como para capacitarlos en sus trabajos específicos. Desafortunadamente, las personas que mejor podrían entrenarles eran los empleados mal pagados o que ahora están fuera buscando nuevos puestos de trabajo en otras empresas. En vez de ver como un problema el 10% de subida de sueldo para compensar a estos trabajadores, se debiera estar pensando acerca de lo que se tendría que pagar a nuevos empleados que los reemplacen, que además no tienen el conociendo crítico ni la capacidad de formar a otros trabajadores. Un mal mucho peor en una situación mucho más compleja.

Muchas organizaciones corren el riesgo de sucumbir a los retos de su propio crecimiento, o lo que es lo mismo, a la tan temida muerte de éxito.

Fuente: Basado e inspirado en el artículo Organizational Debt is like Technical debt – but worse de Steve Blank


Metricool nueva herramienta para analítica de blogs

Metricool nueva herramienta para analítica de blogs

metricool

Metricool se presenta como la primera herramienta de analítica para blogs con métricas y programación de redes sociales. Una herramienta que ofrece datos autónomos, que no dependen de Google Analytics, capaz de mostrar información de visitas y navegación web junto a comentarios y post publicados. Se trata de un servicio online que se ofrece de forma gratuita y que ha sido creado por un equipo formado por bloggers y especialistas social media que ha ido implementando funcionalidades con el feedback de los usuarios.

Metricool dispone de un ranking de post donde se puede ver el contenido más visto, el más compartido y el que más comentarios ha generado. Muestra los datos de interacciones totales en tres redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram y te permite seleccionar el rango de fechas que deseas buscar. Dispone de un servicio de autolistas que permiten crear un conjunto de publicaciones para Facebook y Twitter, y decidir en qué momento se publican según un calendario de planificación. Además es la única herramienta gratuita del mercado que muestra la evolución de la comunidad de usuarios en Instagram y el total de interacciones.


Emprendedor fuerte VS Emprendedor poderoso

Emprendedor fuerte VS Emprendedor poderoso

emprendedor-fuerte-vs-poderoso

Artículo realizado por Jonatan Belarde Consultor de Desarrollo de Negocio – Grupo Urbegi

Por desgracia la mayor parte de nosotros formulamos nuestros proyectos bajo la premisa de nuestras capacidades puestas al servicio de unos (supuestos-esperados) resultados. Esta es una visión limitadora propia del emprendedor que piensa que el éxito de su proyecto depende de su fortaleza y de su constancia. Al menos esto es lo que nos han enseñado todos estos años. Lamentablemente las capacidades de una única persona (con una visión individualizada de sí mismo) son limitadas y raramente nos permiten cumplir con nuestros planes (¿no te suena esto de no cumplir jamás con tu plan de negocio?). La incertidumbre rige nuestras vidas lo mismo que la incertidumbre rige el mundo que conocemos en la actualidad.

El éxito de un proyecto depende del esquema de pensamiento que tienen las personas promotoras, y hay dos tipos de personas: quienes se obstinan con el resultado, o quienes se concentran en el proceso. Y estas a su vez se dividen en dos tipos: quienes basan su éxito en su fortaleza y capacidades, y quienes aprenden el camino del poder y la incertidumbre.

El proceso como motor de cambio

También te sonara eso de que lo único importante es el camino, aunque aún no conozco ningún emprendedor que logre apartar de su cabeza los objetivos, (en ellos están las alubias que ponemos en el mesa); pero sí es verdad que somos cada vez más los que abrimos la mente a que sucedan cosas. Cosas nuevas. Diferentes. Inesperadas. Cambios en la hoja de ruta. Cambios que para algunos suponen una situación de sufrimiento, mientras que para otros se convierten en una constante asimilada que celebramos y disfrutamos. Los cambios (sobre todo si son evoluciones permanentes) requieren una dosis muy grande de fé (sabiduría) y capacidad de adaptación. Para muchos de nosotros el cambio, la innovación recurrente y la incertidumbre se han convertido en el hábitat natural, y en este contexto es muy difícil “sacar” adelante los proyectos tan solo mediante la fuerza. La fuerza se gasta y te desgasta (los que han creado empresas saben lo agotador y desgastante que es), emprender un proyecto no es correr un sprint, es más como correr una ultra-maratón.

La cosa no va de gastar la fuerza en gestos heroicos para conseguir unas cuantas ventas, sino en ser capaz de aplicar la sabiduría, la serenidad y la colaboración para conseguir alinear otras fuerzas a tu proyecto.

En este contexto hay personas capaces de disfrutar con el proceso, personas que se rinden a este escenario de cambio, innovación e incertidumbre disfrutando de la experiencia que proporciona recorrer un camino incierto y lleno de sorpresas, y otras personas que con la mirada en los objetivos del final del camino pasan de largo por su proyecto (como si no fuera lo mismo que pasar de largo por su vida).

La vida es aquello que pasa mientras hacemos planes para el futuro.

¿Que hacen las personas poderosas?

Tanto las personas poderosas como las emprendedoras fuertes (que basan su éxito solo en la fortaleza) trazan sus planes, dibujan su hoja de ruta, cuantitivizan sus resultados. Pero mientras el emprendedor fuerte se ciega en los resultados (final del camino que nunca llega y raramente se cumple), el emprendedor poderoso marca la dirección para luego concentrarse con devoción en el proceso, lo único que permite a una idea prosperar adecuadamente. En el emprendimiento, más que en ningún otra disciplina, jamás se cumplen los planes trazados, en sí mismo es una contradicción. La vida y las circunstancias mandan, ¿por qué? Porque la persona emprendedora solo tiene una hipótesis que está tratando de verificar. Tal vez, y como mucho, una hipótesis de mercado y una hipótesis de propuesta de valor que habitualmente derivan en cosas diferentes a las proyectadas.

La persona que comienza una nueva actividad no sabe si el año siguiente facturará mucho o nada, ¿acaso lo saben con garantías los directores de una empresa consolidada? Cada vez menos. Las personas que se obsesionan con los objetivos y descuidan el proceso acumulan varios males:

  • no aprenden nada, lo que les impide generar valor en futuros proyectos
  • quemarán a quienes se encuentran a su lado ¡Todos han de ser conscientes de la empresa en la que se han embarcado!
  • las experiencias representan traumas fuentes de infelicidad alejadas de la aventura que debe constituir un proyecto de emprendimiento

También es muy habitual que vayan dejando el camino sembrado de cadáveres y amigos enfurecidos. Cada proyecto que emprendan será como comenzar de cero. En Estados Unidos se tiene la buena costumbre de valorar positivamente al emprendedor por el número de fracasos acumulados (fracaso=experiencia) siempre y cuando se demuestre que la experiencia generó conocimiento. A las personas obsesionadas con los objetivos y que no disfrutan ni se concentran en el proceso (presente) es habitual verles trabajando en modo multitarea, enfrentando sin serenidad las dificultades y con palabras de queja con que eludir la responsabilidad de su gestión y sus actos. Rasgos inequívocos de falta de conciencia en proyectos de emprendizaje.

Que es el PODER para un emprendedor/a de proyectos

¿Que es para tí el poder? Para mí el poder es lo contrario de la fuerza. La fuerza es lo que hace, el poder lo que permite la acción. La fuerza es la obstinación en un rumbo, el poder la capacidad de adaptarse al rumbo que trazan las circunstancias. La fuerza es el empeño, el poder la aceptación. Fuerza es por ejemplo el acto heroico que hace un emprendedor de proyectos para que un puñado de personas crean en su idea. Pero…. ¿No es esta la cualidad más valorada en un emprendedor? Junto a la constancia, la insistencia, y la dedicación, la fuerza la situamos en el pedestal celeste de los emprendedores. Pero si profundizamos un poco…:

  • ¿Por qué algunas personas (emprendedores, líderes, brillantes profesionales) consiguen lo que otros con el doble de esfuerzo y talento no logran?
  • ¿Por qué a algunas personas es como si todo les saliese bien en la vida y a otras todo mal?
  • ¿Por qué proyectos aparentemente iguales triunfan y otros fracasan?
  • ¿Qué hay que hacer para entrar en un círculo virtuoso de aciertos y éxitos? (O salir del círculo vicioso de fracasos y frustraciones?)
  • ¿Por qué, teniendo todo a tu alcance, no logras alcanzar tus metas?

Visto de este modo el mundo parece injusto. Pero el mundo lejos de ser injusto se rige por unas leyes que son iguales para todos. Hay personas que saben de la existencia de estas leyes y otras que no. Y de estas hay personas que saben cómo funcionan y otras que no. Y de estas algunas las aplican, mientras que otras no. Y de estas últimas, TODAS dan gracias porque dar gracias es uno de los actos más poderosos para que las cosas sigan ocurriendo.

El emprendedor de proyectos que lucha con todas sus fuerzas contra las leyes del universo (o al margen de) para llevar adelante sus proyectos engrosa el 90% de emprendedores que fracasan y hacen fracasar a las personas que les acompañan. Los emprendedores de proyectos que toman conciencia de las leyes que rigen la vida saben que son las circunstancias quienes determinarán el camino de sus proyectos, (que raramente acaban siendo lo que uno se imaginó que serían). Para el emprendedor de proyectos poderoso mucho más valioso que el final de una idea puesta en funcionamiento es la conciencia de haber transitado un camino, haber recogido los frutos de la experiencia, haber sentido la felicidad del momento vivido y el disfrute de los frutos cosechados, aunque hayan sido unos bien diferentes a los inicialmente previstos. Haberse provisto de nuevas competencias que le hacen mucho más valioso para el proyecto presente o para los futuros. De esto se trata: de adquirir valor. (¡Ojo! No todos estarán a gusto en este contexto de cambio permanente. Si hay otras personas en tu equipo sólo puedes ser franco con todos y puede que alguno abandone el barco).

El emprendedor fuerte empuja, convence, madruga, corre, iapreta los dientes; el emprendedor poderoso sonríe, agradece, cede, comparte, trabaja para el bien común y no solo para el beneficio propio, confía, aprende.

Emprendedor fuerte Vs emprendedor poderoso, la vida nos de la sabiduría para elegir por qué senda caminar.

Fuente de la imagen: photorack.net


Apostando por la economía colaborativa

Artículo realizado por Mireia More de IEBS

Intercambio de casas, coche compartido, bicicletas públicas, huertos comunitarios… Son ejemplos de una nueva modalidad de consumo y un sistema económico alternativo a los que conocemos: la economía colaborativa o consumo colaborativo cada vez representa una competencia mayor para los modelos tradicionales.

La economía colaborativa no es nada nuevo, sino que se trata de volver de alguna forma a los orígenes del consumo. El sentimiento de comunidad ha vuelto a cobrar importancia después de décadas de individualismo y se ha renovado la idea de bien común y el concepto de sostenibilidad.

Podemos resumir este nuevo modelo económico con una frase que publicaba El Mundo hace unos meses: “Compartir ha desplazado a competir como la palabra clave y ya no hablamos de propiedad sino de uso o acceso”. Se empieza a valorar mucho más la experiencia que el producto en sí, lo cual deriva en un auge del reciclaje y la reutilización. No solamente gastamos menos dinero compartiendo, sino que además detenemos, al menos en parte, la destrucción de nuestro entorno.
Vacíos legales y competencia desleal

Aunque en el término economía colaborativa podemos incluir desde mercadillos de segunda mano hasta espacios de trabajo compartidos o coworking, existen ciertas empresas basadas en este modelo que se encuentran actualmente en un limbo legal.

Muchas veces la intención de este tipo de empresas tecnológicas es innovar, de manera que en ocasiones no se ven amparadas por la regulación vigente por el hecho de ser tan novedosas. Además, no es un mal negocio: según publicaba el Diario.es, en los últimos años los ingresos que fueron a parar al bolsillo de quienes practican economía colaborativa superaron los 3.500 millones de dólares a nivel global.

Una de las empresas que más ha caldeado el ambiente ha sido Uber, una aplicación que pone en contracto a conductores con viajeros y que se autodefine como “la mejor alternativa al taxi”. Algunos colectivos como el Sindicato de Taxistas de Cataluña pidió su retirada y tildó a sus usuarios de “taxis ilegales”. Por el momento, algunas administraciones autonómicas como Madrid y Cataluña ya han impuesto cuantiosas multas tanto a la compañía como a los conductores. Si hablamos a nivel europeo, otra de las patronales de taxistas que se suman a las quejas es la de Londres, que ha pedido incluso que se paralice la legalidad de la aplicación.

Otro sector igualmente afectado por los nuevos modelos de negocio en transporte son los autobuses: La patronal Fenebus pidió el cierre de Blablacar, una plataforma que pone en contacto a conductor y viajeros para compartir los gastos del coche. Una denuncia que la compañía solamente ha recibido en España, a pesar de operar en 12 países.

A pesar de estas demandas por competencia desleal, la Comisión Europea de momento se ha mostrado contraria a prohibir los servicios de transporte en vehículos compartidos por particulares como Uber y Blablacar. Lo que tampoco ha hecho todavía, a pesar de los desbarajustes, es proponer una regulación hegemónica para los países europeos.

Pero la polémica no termina aquí: Según explicaba El Periódico, el mismo debate también afectó a Airbnb, una empresa de alquiler de pisos particulares a turistas. A pesar de ello, la empresa sigue funcionando y cada vez tiene más seguidores, tanto de caseros como de clientes.
Con el paso del tiempo, hemos visto que la situación de irregularidad de la economía colaborativa se ha ido estabilizando. No ha sido porque las empresas de la competencia tradicional se hayan rendido, sino porque el consumo colaborativo está proliferando y cada vez va ganando más terreno entre los consumidores. Las nuevas empresas de Internet lideraras por emprendedores han empezado a poner manos a la obra en lo que respecta a economía colaborativa y están creciendo rápidamente. En un futuro cercano se harán con una enorme parte de la cuota de mercado, mientras que la economía tradicional tendrá que darse prisa porque el consumo colaborativo ha llegado con fuerza.

Mireia More. Periodista inquieta. Hago entrevistas, reportajes y alguna crónica libreta y bolígrafo en mano. Puedes leerme en y escucharme por la radio de vez en cuando.


¿Cuánto vale Wallapop?

¿Cuánto vale Wallapop?

wallapopEsta semana se ha conocido que Wallapop ha realizado una ronda de inversión por valor de 38 millones de euros en la que se ha incorporado al accionariado de la empresa el fondo Insight Venture Partners que se une a los fondos Accel Partners, Antai, Caixa Capital Risc y Bonsai Venture Capital. Una ronda en la que se valora a la empresa en más de 80 millones y la posiciona entre las empresas de Internet mejor financiadas del momento.

Wallapop entra en la categoría de las empresas que precisan de una cantidad multimillonaria para desarrollarse y que muestra una estrategia dirigida a realizar una venta a una gran compañía en los próximos años. El problema en este caso es la valoración de la empresa y la expectativa que se puede buscar a la hora de realizar un exit. Si los inversores ya han aportado 40 millones para financiar la empresa y aplicando los ratios habituales que espera obtener el venture capital, nos vamos a una sitiación donde el éxito tendría que producirse por muchos millones de euros y eso se sale del rango en el que se manejan habitualmente las startups tecnológicas en España.

Desde la venta de Ya.com por más de 500 millones de euros o la salida a bolsa de edreams, es muy poco habitual considerar valoraciones superiores para los 100 millones de euros. En el caso de Wallapop la apuesta parece ir encaminada a construir un gigante que se rompa con esta situación e incluso se aproxime a la famosa cifra del 1 billion. ¿Será Wallapop el nuevo «unicornio» que muchos esperan que surja en nuestro mercado? la clave para mi va a estar en lo bien que sean capaces de realizar la expansión a nivel internacional, algo que por desgracia ultimamente no está resultando nada fácil a las empresas de Internet españolas y que esperamos vaya cambiando en los próximos años.


MET Community, una organización innovadora para impulsar el emprendimiento femenino

MET Community, una organización innovadora para impulsar el emprendimiento femenino

Artículo realizado por Jonatan Belarde Consultor y Desarrollo de Negocio en Grupo Urbegi.

MET

MET es el acrónimo de Mujer, Empresa y Tecnología. Se autodefinen como una comunidad para impulsar el emprendimiento femenino sostenible, responsable e innovador. Cuentan con el apoyo del BBVA, el Banco Mundial y la Fundación BELCORP y están presentes en 5 países: España (Madrid y Bilbao), Estados Unidos, Brasil, Perú y Argentina. Es destacable que cuentan con una metodología propia y muy innovadora (basada en el mentoring) y un carácter marcadamente internacional.

MET Community nace en 2007 en Madrid de la mano de Yanire Braña quien con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se expande rápidamente por Colombia y Estados Unidos. Su visión fue, y es, la de reducir la brecha existente entre el emprendimiento femenino (35%) respecto al masculino (65%). Aunque a nivel mundial el número de mujeres emprendedoras crece por encima del de los hombres, porcentualmente está en niveles inferiores. Si hablamos de tecnologías el porcentaje se reduce drásticamente en Europa (3-4%) siendo el doble para EEUU.

Las diferencias respecto a otras organizaciones que impulsan el emprendizaje son notables:

  • Tienen una metodología propia muy innovadora
  • Es una organización sin ánimo de lucro
  • Su foco son las personas y no los proyectos
  • Los gestores y colaboradores lo hacen de manera altruista
  • Además de las mujeres emprendedoras, el resto de integrantes de la Red (hombres y mujeres) son receptores de los beneficios y servicios de MET Community

Las propias personas que lideran y gestionan MET Community se consideran así mismas emprendedoras sociales (escuchar entrevista en la radio) ya que se sienten partícipes de una organización nueva (bajo su propio modelo de crecimiento y sostenibilidad) que busca el cambio social fomentando el emprendimiento femenino bajo unos parámetros de sostenibilidad, responsablilidad e innovación a través del mentoring y del uso de las Tecnologías, impulsando la Innovación social y la Diversidad.

Entendiendo que emprender no es la solución al desempleo, y que para emprender hay que tener una cualidades innatas, el proceso de selección para las mentees (mujeres emprendedoras que reciben el mentoring) está basado en la detección de unas cualidades básicas como el compromiso, la pasión, la proactividad y la constancia, más allá de su experiencia o sus conocimientos.

Paradójicamente, es frecuente que las emprendedoras seleccionadas que responden a estos rasgos cambian su proyecto inicial a lo largo del proceso en su relación con MET Community en busca de proyectos mejores o diferentes. Actualmente existen proyectos en todas las fases, desde la idea inicial hasta proyectos de 3 años mucho más maduros y que se encuentran en rondas de financiación.

Por esta razón MET Community pone su foco en desarrollar las cualidades de la persona (y no el proyecto) y su modelo de formación se basa en el desarrollo de tres pilares fundamentales:

  • Los atributos
  • Las habilidades
  • Los conocimientos

El programa de formación, así como los talleres, los encuentros y los foros se hace extensivo a todos los integrantes de la comunidad, tanto a las meentes, como a los mentores, colaboradores, asesores, etc… constituyendo las actividades puntos de encuentro y networking que fomentan las relaciones y sinergias entre los integrantes de toda la Red a nivel internacional.


¿Son viables los negocios ecológicos?

Artículo realizado por Xavi Burguillos, autor del blog Retos Directivos

En la última década se ha podido observar el incremento de un novedoso modelo de negocio conocido popularmente como negocio ecológico. Este tipo de empresas se caracteriza por desarrollar un modelo de economía sostenible y por su filosofía respetuosa con el medio ambiente.

El aumento de esta clase de empresa no sólo responde a una nueva tendencia de consumo pasajera- lo verde está de moda-, también a una demanda social. Y es que, cada vez son más los consumidores sensibilizados y comprometidos con la necesidad de cuidar del entorno. Estos clientes reclaman procesos de producción sostenibles y buscan productos eco friendly, respetuosos tanto con el medio ambiente como con el entorno en el que se encuentran.

Ventajas de las empresas ecológicas

Las organizaciones respetuosas con el medio ambiente no sólo son viables y rentables, también son necesarias, si queremos  proteger el medio ambiente y garantizar los recursos naturales para el futuro.

Además de ser respetuosas con el medio ambiente y promover hábitos de consumo responsables, las eco-empresas se benefician de otra serie de ventajas, entre las que cabe destacar:

  • Cubren una necesidad cada vez con más demanda. Cada vez son más los clientes sensibilizados con el medio ambiente que buscan productos con sellos ecológicos, que garanticen el compromiso de los productos con el medio ambiente.

  • Mejora la imagen de tu negocio. Los consumidores valoran más a aquellas empresas comprometidas con el cuidado medioambiental. Además, los productos ecológicos se suelen asociar a otros conceptos, como el de “saludable” o el de “calidad”.  Esto provoca que las empresas ecológicas sean más reconocidas y valoradas que sus competidores.

  • A medio –largo plazo son más económicas que las empresas no ecológicas. Las empresas verdes se caracterizan por buscar procesos de producción, transporte y venta,  que disminuyan tanto las emisiones contaminantes como el consumo de recursos y energías, lo que se traduce en un importante ahorro económico.

Sectores en los que puedes emprender tu negocio ecológico

A pesar de que lo ecológico parece que siempre ha estado más asociado con el sector de la alimentación, lo cierto es que la ecología y la sostenibilidad no son exclusivas de este ámbito. En la actualidad existen una gran variedad de negocios ecológicos pertenecientes a diferentes sectores. Algunos de ellos son:

  • Alimentación. Es, sin duda, el sector más popular gracias a la agricultura ecológica, que se caracteriza por el cultivo de alimentos optimizando los recursos naturales y evitando el uso de productos químicos como pesticidas. Además de los comercios en los que se venden este tipo de cultivo, cada vez son más frecuentes los restaurantes ecológicos y servicios de catering responsables.

  • Turismo o ecoturismo. Esta tendencia de turismo alternativo ha experimentado un rápido crecimiento, demostrando que cada vez son más los clientes que buscan productos y experiencias responsables con el entorno.

  • Construcción. La construcción sostenible o bioconstrucción, también ha visto su demanda incrementada. Este modelo de construcción se caracteriza por el uso de recursos reciclados y por el uso de energías renovables y de bajo consumo. Además, suelen ser construcciones que se integran en su entorno, evitando lo máximo posible un impacto ambiental.

  • Cosmética natural. Esta se caracteriza por la elaboración de productos de cosmética, como jabones, cremas, mascarillas o aceites,  más saludables, al ser elaborados con productos 100% naturales y presentados en envases reciclables.

  • Energías renovables. Estas empresas buscan nuevos modelos de energía menos contaminantes y cuya fuente sea inagotable, como la energía eólica, la solar, la o los biocarburantes.

  • El mundo del diseño también se ha apuntado a esta tendencia. Cada vez son más las empresas textiles y de decoración y mobiliario, que utilizan procesos respetuoso con el medio ambiente y utilizan materiales reciclados o ecológicos en sus creaciones.


Monkimun realiza una ronda de inversión de 1 millón de dólares

Monkimun realiza una ronda de inversión de 1 millón de dólares

monkimun

Monkimun es una startup, con sede en Madrid y presencia en San Francisco, que ha desarrollado varias apps para el aprendizaje de idiomas dirigidas a niños de entre 2 y 6 años. El año pasado participó en un programa de aceleración de 500Startups y ahora acaba de realizar una importante ronda de inversión por valor de 1 millón de dólares.

La empresa fundada por Cristobal and Marieta Viedma ha dado entrada a inversores internacionales como el fondo Incuvest, de Singapur, y el grupo japonés de educación SHOzemi, además de los inversores españoles Lanzame Capital y los business angel Ian Noel, Iñaki Arrola y Carina Szpilka.

Monkimun ha logrado un gran interés por parte de los inversores gracias a la elevada recurrencia de sus usuarios, que añade consistencia al también positivo crecimiento mensual en descargas de sus aplicación .Asia se ha convertido en su principal mercado, y el que crece más rápido, seguido de Estados Unidos. Para potenciar este crecimiento la empresa dedicará la inversión a crear una plataforma de suscripción, que dará acceso a los padres a informes sobre la evolución de sus hijos y a una oferta personalizada, en función de su nivel y necesidades.


Página 9 de 128« Primera...7891011...203040...Última »