Crowdfunding Loogic Startups
Los negocios tradicionales se apuntan al equity crowdfunding para financiarse

Los negocios tradicionales se apuntan al equity crowdfunding para financiarse

La cadena de heladerías de origen mallorquín Ice Wave ha cerrado una inversión de 277.700 euros por medio de equity crowdfunding en la plataforma Crowdcube. Un total de 162 inversores privados han invertido a cambio del 10% del capital de la empresa.

Lanzada en Mallorca en 2015, Ice Wave cuenta actualmente con 5 establecimientos (4 en España y 1 en Liubliana, Eslovenia) y quiere cerrar 2017 con 15 tiendas. Hasta la fecha, Ice Wave ha recibido más de 1.500 solicitudes de franquicia directa y trabaja para poder colaborar con grandes operadores del sector y tener 100 establecimientos en 2020.

El proyecto Ice Wave ha resultado finalista del Premio Emprendedor XXI de “la Caixa” (2016) y del Premio Jóvenes Empresarios (2016), y ganador del Premio Nacional Emprende de BrainPrise

Este no es el primer ejemplo pero quizá sí uno de los más representativos de negocios tradicionales que utilizan el equity crowdfunding para conseguir inversión y financiarse, demostrando que el concepto de este tipo de inversión ya está maduro y ahora sólo le queda crecer aún más mientras aparecen nuevos modelos de financiación de empresas.

Crowdsourcing para ayudar a emprendedores en BioExpert Network

Crowdsourcing para ayudar a emprendedores en BioExpert Network

BioExpert Network es un proyecto fundador en Barcelona hace 6 meses por Daniel Oliver y Pilar Puig-Sàrries para que expertos de todo el mundo contribuyan a mejorar ideas o productos mediante el Crowdsourcing. Se trata de una plataforma digital sobre proyectos presentados por startups y empresas en los sectores salud y biotec, en la que los emprendedores reciben consejos de profesionales con elevada experiencia en sectores tan dispares como lo son la biotecnología, las finanzas, las patentes o el negocio. En apenas 6 meses, la BioExpert Network ha conseguido atraer a más de 700 expertos que ya han analizado más de 50 proyectos.

Para crecer y progresar, startups y empresas en general necesitan saber lo que los demás opinamos sobre ellas: el feedback que reciben puede contener la clave para llegar al éxito. Si además este feedback es multidisciplinar y viene de una fuente exclusiva de profesionales, el emprendedor no puede hacer más que aprovecharse de un material por el que normalmente tendría que pagar unos miles de euros. El objetivo de esta plataforma es doble: por un lado, la red pretende convertirse en el lugar al que acuden las startups y empresas en biotecnología cuando buscan feedback sobre sus proyectos; por el otro, quiere convertirse en un hub del conocimiento que atraiga a expertos que quieran estar al día sobre los últimos avances en salud y biotecnología. La mayoría de los expertos que analizan estos proyectos lo hacen para contribuir, de alguna manera, al avance de la ciencia y para ayudar a los emprendedores. Sin embargo, la red recompensa a los expertos con créditos para invertir gratis a través de la plataforma de equity crowdfunding, Capital Cell.

Conoce la ICO realizada por Creativechain

Conoce la ICO realizada por Creativechain

2017 será recordado como el año de consolidación del equity crowdfunding y el nacimiento de una nueva forma de financiación de startups, las ICO’s, de las que os hablamos hace unos días y de las que hoy vamos a dar más información a través de la realizada por la startup española Creativechain.

Creativechain es una plataforma descentralizada de registro y distribución de contenidos multimedia que certifica de manera imborrable la autoría y licencia de cualquier obra o creación. Imaginemos una red social de intercambio de contenidos como Facebook, Spotify o Youtube totalmente descentralizada sin directivos o intermediarios, sin censura y con su propio sistema P2P de dinero electrónico basado en su propia criptomoneda. Con esta propuesta de innovación el proyecto Creativechain ha conseguido recaudar más de 300.000 euros en una campaña internacional de crowdfunding. El pasado 1 de Mayo finalizó su periodo de ICO de forma que Creativechain se ha convertido en el primer proyecto español en realizar una ICO donde más de 300 crowdfunders han apoyado el proyecto.

Para conocer mejor este proyecto y la ICO realizada hemos hecho algunas preguntas a David Proto, uno de sus fundadores:

¿En la campaña de crowdfunding que habéis realizado habéis dado equity de la empresa o habéis vendido los tokens de Creativechain?

Si, se ha preminado el 10% de la moneda para repartir en la oferta inicial de la moneda (ICO) en total
7.947.316 monedas repartidas a los crowdfunders. La criptomoneda de la plataforma se llama Creativecoin [CREA] Puedes encontrar toda la información y detalles de la ICO en nuestra web.

¿Podrías explicarnos cómo se ha desarrollado la ICO de Creativechain?

La ico se ha desarrollado muy bien, recaudamos 209 Bitcoins de 302 crowdfunders. Se ha creado una gran comunidad de personas que apoyan el proyecto y aportan conocimientos y desarrollos para mejor el producto de manera colectiva. Puedes leer algunas noticias en las que hablábamos de la ICO antes de finalizar en Cointelegraph.

¿La ICO la habéis realizado en vuestra propia web?

Si lo hemos hecho en nuestra web y apoyado por otras webs que califican y listan proyectos ICO como el nuestro como por ejemplo https://icotracker.net/project/creativechain

¿Cómo vais a gestionar a posteriori la participación de las personas que han colaborado en la campaña de crowdfunding, ellos tienen algún tipo de derecho a la hora de la toma de decisiones o alguna forma de recuperar su inversión si lo necesitan?

Es un proyecto que usa tecnología distribuida, una vez entregadas las monedas cada persona es libre de hacer lo que le parezca más adecuado, guardarlas, usarlas en las plataformas o venderlas en una casa de cambio. Nadie en concreto en una proyecto blockchain tiene derecho a tomar decisiones sobre el código del proyecto. La decisiones sobre el código se toman por consenso del 51% de los nodos. Esto no es una “inversión” es un crowdfunding donde se aportan bitcoins y como recompensa nosotros damos una cantidad de Creativecoins. Si quieren recuperar su “inversión” solo tiene que vender las monedas en una exchange como por ejemplo Cryptopia
Recuerda, en un proyecto de criptomoneda basada en software libre con una blockchain pública el equipo promotor no es dueño del código una vez liberado este forma parte del patrimonio público. El precio medio por el que los crowdfunders recibieron CREA en la ICO fue de: 0,00002648 BTC en estos momentos la moneda se vende por 0.00010990 BTC

Inventan una nueva forma de financiar startups

Inventan una nueva forma de financiar startups

La capacidad de inventiva del ser humano no tiene límites, por eso debemos estar tranquilos porque las posibilidades para emprender nuevos proyectos nunca van a acabar. Fijaros que en los poco más de 20 años que hemos vivido desde que comenzó a popularizarse Internet hemos tenido un gran número de modelos de negocio a desarrollar, desde los directorios, portales, buscadores, tiendas online, agregadores, marketplace, economía colaborativa, apps y muchas otras opciones para darle utilidad a la red. Además justo en estos momentos vivimos el comienzo de una nueva gran ola en la que una nueva tecnología está permitiendo que se vayan a desarrollar cientos o miles de startups en los próximos años. Se trata de Blockchain, la tecnología que comenzó a desarrollarse a través de Bitcoin y a la que ahora se le están dando cientos de aplicaciones por parte de las grandes empresas del mundo financiero, como de las startups de Fintech y otros muchos proyectos que buscan darle utilidad a través de herramientas concretas como los Smart Contracts.

En relación con estas nuevas startups que utilizan Blockchain y Smart Contract llama mucho la atención que además han desarrollado un nuevo modelo de financiación, en lo que se denominan como ICO (Initial Coin Offerings) y Crowdsale (crowdfunding espefício para startups de blockchain)

Una ICO es operación destinada a conseguir capital para una startup, que utilizan la tecnología blockchain, por medio de una emisión previa de tokens o representaciones de valor en una cadena de bloques. Cuando las personas participan en una ICO no están adquiriendo equity o patrimonio de la empresa, como ocurre en las crowdsales, sino los tokens necesarios para el funcionamiento de una aplicación desarrollada por una empresa. De esta forma lo que se está haciendo es una preventa del servicio que se va a ofrecer y la gente lo que está haciendo al aportar su dinero en esa preventa es adquirir una especie de fichas (los tokens) que permitirán usar el servicio una vez está desarrollado. Lo novedoso en este caso respecto a la preventa del servicio es que el valor de los tokens se puede revalorizar en base a la expectativa de negocio que pueda tener esa aplicación.

Un ejemplo al respecto de esta nueva forma de financiar startups lo encontramos en el proyecto Storj, que ofrece un servicio equivalente Dropbox pero en el que los archivos están encriptados gracias a utilización de blockchain. En estos momentos la “capitalización” de la empresa, en base al valor que tienen los tokens que se han comercializado, es de 33 millones de dólares.

En España también tenemos algunos ejemplos de startups que recurren a esta nueva forma de financiación en la que las personas pueden “invertir” comprando la “moneda” que será necesaria utilizar para poder disfrutar del servicio que ofrezca la startup. Se trata de:

Creativechain.org un proyecto que usa la tecnología blockchain para crear una plataforma descentralizada de registro y distribución de contenidos multimedia que certifica de manera imborrable la autoría y licencia de cualquier obra o creación. Hace unas semanas lanzaron una campaña de crowdfunding en la modalidad que hemos explicado anteriormente y recaudaron 209 bitcoins, más de 350.000 euros.

Aragon es el proyecto fundado por Luis Cuende y Jorge Izquierdo en el que están desarrollando un software que permita crear y gestionar un nuevo tipo de organizaciones llamadas DAO (Decentralized autonomous organization) cuya forma de funcionamiento se rige a través de contratos inteligentes que funcionan de forma automatizada a través de la cadena de bloques. En la preventa de los tokens de Aragon se recaudaron hace pocos días 25 millones de dólares y en estos momentos su valor supera los 54 millones de dólares.

Como habéis podido comprobar estamos ante una nueva forma de financiar startups, una evolución del crowdfunding a través de la utilización de criptomonedas como Bitcoin. Se trata de un fenómeno que para muchos puede resultar demasiado complicado de entender y que sin duda traerá consigo nuevas problemáticas, como han sido los ataques para el robo de bitcoins, pero estoy convencido de que en su conjunto será positivo ya que abre nuevas opciones para el desarrollo de proyectos innovadores.

Estamos tan solo al comienzo de esta nueva forma de financiar las startups, pero pronto os iremos contando más cosas al respecto, por ejemplo cuando comience a funcionar la plataforma Icofunding.

Suscríbete a la newsletter Futurizable en Patreon

Suscríbete a la newsletter Futurizable en Patreon

Como ya sabéis recientemente he realizado una campaña de crowdfunding para mi proyecto personal Futurizable en la que he logrado los apoyos necesarios para realizar la publicación de un libro sobre innovación tecnológica y para continuar escribiendo durante un año la newsletter semanal dedicada al futuro de los negocios.

Ahora tras haber realizado la campaña de crowdfunding, he decidido convertir Futurizable en una newsletter de pago, por un lado por la importancia que tiene para mí poder contar con un modelo de negocio que me permita realizar con tranquilidad este trabajo, que conlleva la dedicación de muchas horas a la semana, y por otro lado como un reto personal en el que como emprendedor me gustaría demostrar que se puede convertir una newsletter en un proyecto sostenible económicamente gracias a la colaboración de sus lectores.

De esta forma a partir del primer domingo de este mes de mayo he vuelto a publicar la newsletter de manera exclusiva para los suscriptores que colaboraron en la campaña de crowdfunding en Verkami y para algunos nuevos suscriptores que han entrado posteriormente. De esta forma he elegido la plataforma Patreon para gestionar las suscripciones de pago a la newsletter, estableciendo un modelo de 1 dólar por newsletter semanal. Hasta ahora 5 personas se han suscrito a través de patreon, que se suman a los 107 suscriptores de la campaña de crowdfunding para formar una primera comunidad de lectores para este segundo año de realización de la newsletter.

Dicho esto me encantaría que tú también entrases a formar parte de esa comunidad exclusiva de suscriptores de la newsletter Futurizable, en la que podrás conocer en profundidad las últimas tendencias en el ámbito de la tecnología y los negocios. Por ejemplo en las dos últimas newsletter hemos podido aprender muchísimo en relación con la neurotecnología y sobre blockchain.

Por lo tanto si te interesa saber cómo las tecnologías exponenciales van a impactar en el mundo de los negocios, te recomiendo suscribirte a la newsletter Futurizable a través de Patreon.

Descubre el agregador de crowdfunding inmobiliario BrickFunding

Descubre el agregador de crowdfunding inmobiliario BrickFunding

La startup BrickFunding promueve una nueva forma de invertir en el sector inmobiliario por medio una plataforma que reune toda la oferta de inversión en crowdfunding inmobiliario. El agregador ya cuenta con veinte plataformas internacionales de crowdfunding inmobiliario entre sus parámetros de búsqueda.

Así nos cuentan los fundadores del proyecto cómo surgió la idea y cómo está dando sus primeros pasos tras participar en el programa de formación y mentoring para emprendedores del Coworking de EOI en Madrid.

El crowdfunding está de moda. Desde 2011 su evolución ha sido exponencial. Se han multiplicado todo tipo de plataformas, han nacido proyectos increíbles y miles de personas han confiado y apostado por este sistema. Únicamente con el negocio del crowdfunding inmobiliario el 2016 se cerró con más de 200 plataformas y 3.500 millones de inversión.

Pero, ¿alguna vez has intentado invertir en crowdfunding inmobiliario? Si lo has hecho seguramente habrás tenido varios obstáculos que han hecho más largo y tedioso el camino. Resulta realmente complicado tener una cartera equilibrada y diversificada sin dedicarle muchísimo tiempo. Por un lado tenemos que, a pesar de la multitud de plataformas de crowdfunding existentes, los proyectos que se ofrecen están muy reducidos. Es decir, su oferta es limitada. Y es lógico porque cada oferta requiere un estudio profundo para decidir si tiene futuro o no ese proyecto. Y por otro lado existe una gran variedad de normativas en cada país y cada plataforma tiene requisitos de acceso propios, registros muy diferentes y ofertas limitadas y locales.

BrickFunding nace para poner solución a estos problemas. Congrega en un solo portal toda la oferta disponible a modo de escaparte, con el propósito de acabar con la fragmentación de plataformas. Así, BrickFunding facilita el proceso de inversión en crowdfunding inmobiliario, aportando información y transparencia al inversor para que pueda tomar las decisiones que mejor se ajusten a su perfil.
Todo con la finalidad de conseguir que el camino hacia la inversión en ladrillo sea más fácil y accesible a todo el mundo, por todo el mundo.

BrickFunding es el primer buscador mundial de crowdfunding inmobiliario actualmente cuenta con veinte plataformas internacionales relacionadas con este sector entre sus parámetros de búsqueda. A través de este portal puedes encontrar una nueva forma de invertir en ladrillo. Para hacerlo, BrickFunding dispone de diferentes filtros donde únicamente hay que seleccionar según tus preferencias (cuánto dinero quieres invertir, país, tipo de inmueble, rentabilidad…). Plataformas mexicanas, chilenas, argentinas, españolas y más, ya forman parte del buscador y ofertan sus servicios para que cualquier persona en cualquier parte del mundo pueda invertir. Así, BrickFunding funciona como si fuera un “Trivago”, ya que es un buscador que te ofrece la inversión que más se adapta a tu perfil.

Descubre la plataforma de crowdfunding inmobiliario Privalore

Descubre la plataforma de crowdfunding inmobiliario Privalore

Entrevistamos a Jorge Marques, fundador de la plataforma de crowdfunding inmobiliario Privalore.

¿Cómo surge la idea de crear Privalore?

En el 2008, con la conocida crisis, aprendí las claves del sector inmobiliario a fuego. Me vi obligado a cerrar las promotoras que había impulsado, ante la dificultad de sostener la deuda contraída en aquel momento. A partir de entonces me dediqué a comercializar tecnología de la construcción relacionada con la salud. «Hacíamos cocinas que en lugar de estar revestidas con la típica cerámica que se utiliza en España, llena de juntas y poros que favorecen el cultivo de bacterias, poníamos placas de PVC sin juntas con iones de plata que impiden la proliferación de microbios».

Aquello me pareció interesante hasta el punto de replantearse volver al mundo de la promoción inmobiliaria. «Pero lo hicimos desde otra perspectiva: construir tenía que ser algo bueno . Todos los partícipes de ese proceso tienen que salir beneficiados». Junto con Roman Camps constituimos una nueva sociedad, Privalore. Se constituyó en enero del 2015 con una misión clara: compartir bienestar desde el inmobiliario. Estamos el 90% de nuestras vidas dentro de un edificio bien tu oficina o tu casa. Por tanto, son una herramienta masiva para generar bienestar.

Con tal intención de compartir bienestar físico, hemos introducido en España el wellness real estate: construir edificios que cuiden de la salud y del entorno de sus moradores, o lo que es lo mismo, «construir edificios saludables y que con sus acabados cuiden de nuestra salud y alarguen nuestra esperanza de vida mientras vivimos, trabajamos o estudiamos en ellos», Todo ello bajo un estándar de construcción que tiene hasta 500 requisitos: filtros de polarización activos que captan las partículas ambientales; luces que se adaptan a la luminosidad y tono del sol, encimeras de cocinas antimicrobia nas; pinturas que higienizan el aire y una larga lista de materiales y procedimientos que miran por la salud de las personas.

La segunda novedad de Privalore es que financiamos nuestros proyectos inmobiliarios mediante crowfunding y compartir de este modo, bienestar económico. «Intentamos poner en marcha un proyecto cada mes en el que incluimos toda la información que necesitan los inversores para tomar sus decisiones. Ellos deciden dónde quieren invertir». Actualmente tenemos una base de 600 inversores y hemos invertido un total de 3.5 millones de euros.A su vez, para generar bienestar medioambiental, todas nuestras promociones inmobiliarias tienen certificado de huella de carbono neutra.

De este modo, generamos bienestar en 360º: físico, económico y medioambiental. Todo aquel que entra en contacto con Privalore, se beneficia de una manera u otra.

¿En qué situación se encuentra el crowdfunding inmobiliario en España respecto a Europa y el mundo?
Empezando pero creciendo a ritmos del +140% anual, siguiendo la tendencia del crowdfunding en general. El numero de plataformas incrementa también exponencialmente, El año pasado eramos 3 plataformas/empresas y este año debemos estar entorno a las 13.

Con respecto al resto del mundo, aún nos queda trecho. La cultura anglosajona en relación a la inversión online nos lleva ventaja. A modo de ejemplo, Inglaterra supone más del 70% del crowdfunding inmobiliario realizado en Europa. A nivel global se estima el mercado en 2016 fue de 3.5$ billones y se espera sea de 300$ billones en el 2025.

¿Cómo se diferencia Privalore de otras plataformas de crowdfunding inmobiliario?

Privalore no es el de una Plataforma de Financiación Participativa (P.F.P.). Las diferencias entre una PFP y Privalore son muchas y seguramente precisarían de un articulo entero para ser explicadas. Pero. fundamentalmente. se ba­san en el hecho de que las PFP. intermedian en proyectosde crowdfunding que no son propios, sino de un promotor tercero, y ellos simplemente recopilan los fondos para financiarlos. Sin embargo, en el caso de Privalore los proyectos son propios, no intermediamos.

En el proceso, las PFP. suelen invertir en los proyectos de forma muy simbólica, es decir, en importes muy pe­queños. Por tanto, su participación es baja, como lo es el riesgo que asumen en el caso de que el proyecto no salga bien. Es precisamente ese bajo compromiso en cuanto a la inversión de fon­dos propios de las PFP. lo que propicia que el regulador considera necesario un elevado control desde la Ley 5/2015 del 27 de abril. desde la CNMV y Banco de España. además de auditorias periódicas. En Privalore participamos en nuestros proyectos aportando el 65% de las necesidades de inversión entre fondos propios y financiación bancaria a nuestro cargo. Solo abrimos el 35% a los inversores particulares online.

¿Puedes contarnos vuestra estrategia para financiaros?

Privalore, a diferencia de las PFPs, compra el piso antes de sacarlo en campaña de crowdfunding para desmostrar su compromiso con el mismo.. Financiamos el 35% con inversores particulares online y si no se cubre la campaña la cubrimos nosotros mismos. En gran parte de los proyectos acudimos a financiación bancaria para darle un plus a la rentabilidad.

¿Qué características tiene un inversor que invierte a través de Privalore?

Debido a la naturaleza del modelo de negocio y al he cho de que toda la parte de crowdfunding se hace a través de la página web, el perfil mayoritario son personas de entre 35 y 45 años, mayoritariamente hombres, con un nivel de estudios medio o alto, una capacidad de ahorro media y de origen local, aunque no exclusivamente. Nos congratula también te­ner entre nuestros inverso­res a personas mucho más jóvenes como una estudiante de 20 años que quiere hacer crecer sus ahorros de los trabajos del verano o a un inversor de 80 años que suple su escaso hábito a trabajar con nuevas tecnologías con una dosis de entusiasmo.

Evolución del Equity Crowdfunding en España

Evolución del Equity Crowdfunding en España

Compartimos con vosotros una información sobre el estado de la inversión en startups a través de Equity Crowdfunding en España, que nos ha llegado de la plataforma Socios Inversores. Aprovechamos también para recordaros las razones por las que las startups deben utilizar el crowdfunding.

El número de startups financiadas a través de Equity Crowdfunding no ha dejado de crecer desde el año 2011, momento en el que comenzó a operar SociosInversores.com, y desde entonces la compañía ha liderado este sector, financiando un total de 107 empresas, lo que supone un 56% del total que han captado fondos en esta modalidad en España. Le siguen Crowdcube y The Crowd Angel, con 32 y 17 respectivamente. Sólo en lo que llevamos de 2017, SociosInversores.com ha cerrado inversiones por valor de más de un millón de euros. Destacan las operaciones de Growly (plataforma fintech de préstamos), Aura (empresa de investigación médica) o The PayPro (fintech de cambio de divisa). 427.500, 246.000 y 187.000 € de recaudación, respectivamente.

Cómo funciona el Equity Crowdfunding y dónde reside su éxito

En primer lugar, los intereses y avales bancarios generan barreras que hacen inaccesible que determinadas empresas reciban financiación, según Javier Villaseca, de SociosInversores.com. Esto da alas a un modelo que, como asegura Ramón Saltor, de The Crowd Angel, es extremadamente cuidado y profesionalizado. El funcionamiento es conceptualmente sencillo. Una startup publica su proyecto en alguna de las plataformas comentadas, y diferentes inversores deciden si invierten o no en la idea en cuestión. Las propias plataformas velan por la transparencia del proyecto publicado, cuidando en el proceso tanto a los inversores como a las startups.

El impacto social como eje de inversiones

Otro de los aspectos que ha popularizado al crowdfunding es el carácter social de algunas de sus inversiones. En este nicho está especializado La Bolsa Social. “Cada vez hay más inversores que quieren dar sentido a sus inversiones, además de rentabilidad”, aseguran en la página de dicha organización. En muchos sectores, se ha representado al inversor como un señor sin escrúpulos que sólo busca el dinero. Estereotipo contra el que luchan desde este tipo de organizaciones, que han conseguido despertar intereses de rentabilidad en proyectos que, además, tendrán un impacto positivo en la sociedad. Por todo lo anterior, Javier Villaseca, de SociosInversores.com concluye que “lo más natural es que las instituciones financieras tradicionales no puedan seguir ignorando este tipo de innovaciones y aboguen por buscar colaboraciones que impulsen el mundo de la inversión en España, equiparándolo al de otros países europeos”.

380.000 euros de inversión en la startup Jobin

380.000 euros de inversión en la startup Jobin

Jobin es una startup que ha desarrollado plataforma digital para la contratación de servicios para el mantenimiento del hogar ofrecidos por carpinteros, fontaneros, albañiles, jardineros, entre muchos otros. La empresa acaba de realizar una ronda de financiación por valor de 380.000 euros, que destinará principalmente a acciones de marketing, consolidar su presencia a nivel nacional y a la mejora tecnológica.

La ronda se ha dividido en dos partes: por un lado, una financiación por medio de inversores particulares y en la que han reiterado su confianza en la compañía mentores de Jobin como Enric Flix (ex-CEO de miapuesta.com) y Jan Aranburu (ex-CMO Taurus Group y ex-CMO Kappa); y por otro, a través de un crowdfunding en la plataforma The Crowd Angel, mediante la que se han conseguido 226.000 euros, un 125% de su objetivo, y en el que han participado inversores como Carlos Blanco, reconocido angel investor y emprendedor de gran éxito; y Ángel Cano, exconsejero delegado de BBVA. Esta ampliación de capital se ha complementado con la concesión de un préstamo participativo por parte de ENISA.

En tan solo un año de vida, Jobin se ha consolidado en España como un referente en el sector del mantenimiento del hogar, con más de 2.500 servicios realizados y la confianza de más de 7.000 profesionales de toda España.

El reto de convertir Futurizable en una newsletter de pago

El reto de convertir Futurizable en una newsletter de pago

Hace unas semanas os conté que estaba realizando una campaña de crowdfunding para mi proyecto Futurizable. El objetivo de la campaña es que sirva como impulso a este proyecto de divulgación de la innovación en España. Estoy convencido de que la innovación es la mejor forma de conseguir que nuestro país progrese y que mejoren las condiciones para que las personas puedan desarrollar todo su potencial. A través de la campaña busco apoyos para poder realizar dos acciones concretas: en primer lugar publicar un libro que recoja los temas en el ámbito de la tecnología que más impacto van a tener en los próximos años en el mundo de los negocios y las oportunidades que esto va a generar para las personas, las empresas y la sociedad en general; y en segundo lugar me he propuesto el gran reto de conseguir que los lectores paguen por leer la newsletter a partir de que termine la campaña de crowdfunding.

Y es precisamente de este tema de convertir Futurizable en una newsletter de pago del que os quería hablar hoy. Cuando comencé a escribir los artículos hace un año no pensaba en cómo podría ser el modelo de negocio para un contenido de este tipo. Primero tenía que comprobar si realmente la gente estaría dispuesta a leer artículos muy elaborados, que muchas veces superan las 5.000 palabras, lo cual si se lee con detalle puede llevar más de medio hora. Como la respuesta por parte de los lectores resultó muy positiva, me animé a potenciar el proyecto, al haber encontrado un público objetivo que realmente apreciaba el trabajo realizado. De esta forma la evolución lógica del proyecto viene por la publicación del libro que sirva como compendio de los contenidos publicados, sobre todo por la posibilidad de actualizarlos y de esta forma tener una visión lo más completa posible sobre los temas relacionados con la innovación tecnológica. Pero la opción de hacer la newsletter de pago no la empecé a considerar hasta que mucha gente empezó a preguntarme cómo pensaba rentabilizar la gran inversión a nivel de tiempo que requería la publicación semanal de los artículos. Por un lado no me gustaba la opción de depender de la publicidad como en el caso de Loogic y por otro lado me gustaba la idea de que fuesen los propios lectores los que ayudasen a hacer sostenible el proyecto, ya que ellos mismos eran los que decían que les aportaba mucho valor le lectura de los artículos.

Por lo tanto he tomado la decisión de convertir Futurizable en una newsletter de pago. Aunque soy consciente del riesgo que supongo hacer algo que no se ha hecho hasta el momento en nuestro idioma y que aún existe mucha gente que no está dispuesta a pagar por el contenido en internet, aún siendo una cantidad tan pequeña como 1 euro por la newsletter semanal como es en este caso. Lo bueno es que al hacer la propuesta a través de la campaña de crowdfunding me servía para validar la idea sin asumir el riesgo de tener que hacerlo aunque muy poca gente estuviese interesada en colaborar. Hasta el momento he logrado que 50 personas tomen la decisión de colaborar en la campaña a través de la recompensa correspondiente a la suscripción a la newsletter, lo cual para mi es una buena forma de validar que realmente existe interés por ayudarme a hacer sostenible el proyecto. Confío en que una vez reanude la publicación de la newsletter, en el mes de mayo, más personas se decidirán a pagar por la suscripción ya que gracias a haber logrado el objetivo de la campaña de crowdfunding pienso dedicarme con más ahínco para hacer contenidos de gran calidad que resulten muy valiosos para los suscriptores.

Aprovecho para agredeceros la colaboración a todos los que habéis participado hasta ahora en la campaña de crowdfunding de Futurizable y animaros a participar a los que aún no lo habéis hecho, para ayudarme con el objetivo de conseguir que España sea cada vez un país más innovador.

Página 1 de 2112345...1020...Última »