La brecha digital de la pyme ¿mito o realidad?

anfix

Artículo escrito por Jorge Pascual, Director General de anfix.

Hay una especie de mantra que se repite hasta la saciedad por unos y otros: la brecha digital de la pyme. Pero realmente ¿estamos hablando de un mito o de una realidad?. Echemos un ojo a los números. Según algunos de los últimos estudios publicados, las pymes y autónomos dan un 7,4 sobre 10 a que la tecnología es imprescindible para sus negocios y cada día es más importante. Luego culturalmente parece claro que nuestro tejido empresarial de pequeña empresa tiene claro que la tecnología es algo muy importante para ellos. Si profundizamos un poco más vemos que algo más del 90% tienen algún tipo de equipación informática (ordenador de sobremesa, portátil o tablet) y el 63% utilizan un Smartphone con tarifa de llamadas y datos, es decir, con conexión a Internet.

El uso de la tecnología en el ámbito personal

Todo ello nos hace pensar que si existe alguna brecha tecnológica no se debe en absoluto a que las pyme y los autónomos de España no estén culturalmente alineados con la tecnología. De hecho, las mismas personas que forman el tejido de pymes y autónomos son las que van por la calle con sus smartphones cargados de apps y lideran las estadísticas de uso de redes sociales a nivel europeo. Como muestran los datos, es un hecho que la tecnología resulta muy cercana a las personas que integran pymes y autónomos. Es más, a nivel personal, la tecnología la usan de forma intensiva y para nada en su forma arcaica. Todo lo contrario. Utilizan los smartphones y las apps pues saben que, en su vida personal, son muchos los escenarios que resuelven mediante el uso de este tipo de tecnologías.

Falta de soluciones adaptadas a la empresa

Si esto es así y a nivel personal se hace un uso tecnológico que después no se traslada a nivel profesional por parte de las mismas personas ¿a qué se debe?. Esta es la clave de la brecha digital de la pyme. Siempre se ha hecho ver de forma implícita que la responsabilidad de no adopción tecnológica se debía a que los pequeños empresarios y autónomos eran personas que rechazaban la tecnología y se oponían a su adopción. Sin embargo, esto es un mito que se cae por sí mismo a la hora de ver la adopción tecnológica a nivel personal. ¿Esas mismas personas en su vida personal son afines tecnológicamente hablando y en su vida profesional son unos “casposos”?. Obviamente no. El problema no son las personas que integran pymes y autónomos. ¿Entonces?. Obviamente, el problema es la propia tecnología. Y esta es la realidad. No existe tecnología adaptada a las necesidades de la pyme y el autónomo en nuestro país. Por tanto, si no existe esa tecnología ¿cómo la van a adoptar?.

Freno de la innovación made in Spain

Si echamos un ojo al panorama de soluciones profesionales para pymes y autónomos, vemos que hay muy pocas soluciones innovadoras. Que la tecnología sigue anclada a mediados de los 90. Mucho del software que se sigue usando se hace sobre Windows XP con aplicaciones prácticamente realizadas para Windows 95 con escasa adaptación a la tecnología actual. Los proveedores siguen ordeñando una vaca que les ha dado muy buenos resultados. Las mismas inversiones que se hicieron hace veinte años se siguen rentabilizando hoy. Y además, lo particular de nuestra legislación hace que todas las soluciones tengan que ser made in Spain. Es decir, no hay competencia internacional. A los grandes players a nivel internacional no les interesa tener equipos de ingenieros adaptando sus aplicaciones a la legislación local española por el tremendo esfuerzo que hay que hacer para lo “limitado” del mercado nacional.

Esto hace que el tejido de empresas proveedoras de tecnología fundamentalmente usada para dar soporte a los negocios de pymes y autónomos sea meramente local y, por tanto, la competencia sea entre nacionales, frenándose así notablemente la innovación y estableciéndose un mercado totalmente acomodado, poco innovador y centrado en extraer el máximo rendimiento con la mínima inversión.

Por tanto, la brecha tecnológica de la pyme, en mi modesto entender, tiene una parte de mito y otra de realidad. El mito es que la pyme y autónomos españoles rechazan la tecnología. Algo totalmente falso como demuestran los números. La realidad es que esa brecha tecnológica existe, pero la causa se debe a que los proveedores de tecnología para pymes y autónomos viven acomodados en tecnología de los años 90 y con poca o ninguna inquietud por innovar.

Un mundo de oportunidades

Esto pone de relieve que existe una gran oportunidad para los proveedores que realmente quieran introducir una innovación en el mercado de pymes y autónomos. Y es ahí donde empresas como anfix y otras muchas debemos hacer foco para traer al mercado soluciones tecnológicas innovadoras con costes asequibles. Debemos aprovechar las últimas tecnologías y las economías de escala que éstas permiten, para modernizar el tejido empresarial español reduciendo en varios órdenes de magnitud los costes que actualmente tienen que asumir. Sin duda, en anfix lo estamos intentando…

2 Respuestas a “La brecha digital de la pyme ¿mito o realidad?”

Los comentarios están cerrados.