Análisis de la accesibilidad web en España | Loogic Startups
Seleccionar página

renfe

Artículo realizado por Jose Miguel Moreno, consultor SEO y experto en accesibilidad.

Internet ha mejorado mucho la vida de las personas. Esto es algo obvio para la mayoría de las personas. Nos ha facilitado infinidad de tareas, como por ejemplo. reservar un billete de tren por Internet, sin tener que desplazarnos hasta la estación. O como poner una denuncia en la página web de la Policía Nacional. O como escribirle una carta al Presidente del Senado para transmitirle alguna cuestión.

Pero las personas ciegas y sordociegas no pueden realizar ninguna de las tareas mencionadas, al menos por Internet. Ellos acceden a la información digital mediante lectores de pantalla y líneas braille. Pero para poder percibir, comprender o interactuar con una web, la página debe incorporar ciertas características que la hagan accesible para esas tecnologías de apoyo.

Y cuando una Aministración o Entidad pública ofrece contenidos digitales a los usuarios debe procurar que dichos contenidos sean accesibles para las personas discapacitadas, porque así lo recoge la legislación vigente desde 2007 (Real Decreto 1494/2007), y sancionable desde 2009. El importe de la sanción por infracciones graves es de 1.000.000 de euros más la pérdida de ayudas y subvenciones del Estado.

Pero, tal como podemos ver en este exhaustivo análisis de la accesibilidad web en España, la normativa actual sobre accesiblidad web es papel mojado y no sirve absolutamente para nada. Según el estudio, la mayoría de las páginas de Administraciones y Entidades públicas que están obligadas a ser accesibles siguen presentando barreras digitales para las personas discapacitadas.

Un caso llamativo es el de Renfe: en Abril de 2013, un grupo de personas ciegas, en colaboración con la Asociación Catalana para la Integración del Ciego (ACIC), presentó una denuncia contra Renfe por su falta de accesibilidad web. A día de hoy, el Ministerio de Sanidad se está planteando archivar la causa porque consideran que en Renfe ya se han puesto manos a la obra y que su página web ha sufrido cambios sustanciales en los últimos años que han aumentado su accesibilidad.

Pero nada más lejos de la realidad: ni se han implementado mejoras, ni ha cambiado sustancialmente la web de Renfe en los últimos años. Existen varios informes que dejan constancia de esto: uno de redd.es, otro de INTECO y el breve informe técnico que incluye el análisis de la accesibilidad web en España anteriormente mencionado. Pero tampoco es necesario un extenso informe técnico para comprobar si una web es accesible o no: pueden preguntarle directamete a cualquier persona ciega o sordociega si alguna vez ha conseguio reservar un billete en Renfe. La respuesta es obvia: si para una persona normal resulta muy dificultoso reservar un billete en Renfe, ¡imagínese para una persona ciega!. Para ciegos y sordociegos resulta totalmente imposible, ya que al no incorporar características accesibles, los lectores de pantalla no son capaces de identificar ni rellenar los diferentes campos del formulario de reserva de billetes.

A pesar de haber incumplido la normativa durante más de siete años, y de seguir haciéndolo, probablemente Renfe no será sancionada, cuando la legislación especifica claramente que su incumplimiento reiterado conllevará diferentes sanciones.

Por ello, tenemos que movilizarnos para pedirle al Ministerio de Sanidad, Políticas Sociales e Igualdad, que es el órgano competente para este asunto, que recapacite. Que debe sancionar a Renfe porque, de no hacerlo, estará diciéndole a todas las Entidades que pueden hacer lo mismo. Estarán diciéndole a las personas ciegas y sordociegas que, si quieren reservar un billete de tren, se desplacen a la estación. Que si quieren consultar sus facturas de luz, agua o gas, que se busquen la vida para contactar con sus proveedores por teléfono, cuando los usuarios videntes pueden hacerlo por Internet. Estaremos diciéndole a las personas ciegas que bajen al supermercado a comprar, porque para ellos no existe la posibilidad de encargar la cesta por Internet. Y la misma discriminación ocurre si una persona discapacitada quiere reservar un billete de avión o barco, o consultar sus facturas de teléfono, banco, luz, agua o gas. Pues lo mismo ocurre con infinidad de tareas.

Si consideras que estas mejoras podrían ser beneficiosas para las personas ciegas, puedes colaborar difundiendo este artículo o enviando un tuit a la cuenta del Ministerio de Sanidad pidiéndoles que sancionen a Renfe, o difundiendo el mensaje de la forma que se te ocurra.