Análisis coste/beneficio que toda empresa debe plantearse si quiere una nueva web - Loogic Startups
Seleccionar página

Hace unos días hice un artículo sobre los distintos tipos de páginas web que una PYME puede necesitar, ordenadas de menor a mayor complejidad. Más o menos, la evolución que planteé es la siguiente:

  1. una web tarjeta: www.digitalprint.cat
  2. una web plana, con varias secciones: www.teamconceptsl.com
  3. una web plana, añadiendo sección noticias: www.roser.es
  4. una web dinámica básica: www.raquetbol.cat
  5. una web dinámica, pero con tienda online: www.lifeinformatica.com
  6. una web-portal de comunicación para los clientes: www.amorosnature.com, www.grupoitnet.com

DISCLAIMER: son webs escogidas por ser representativas de cada tipo. No pretendo hacer publicidad con ello.

Mientras los tipos 1, 2 y 3 los agrupé como webs Publicitarias (unidireccionales, de empresa a cliente), los tipos 4, 5 y 6 los agrupé como webs para comunicarse (bidireccional, que permiten feedback, etc)

Fruto de un comment de «El Secreto de Las Pymes que Crecen» en ese post quisiera atender a su petición: ¿Cual sería el análisis Coste / Beneficio para cada una de las anteriores opciones, desde el punto de vista de una PYME?

Los 3 principales beneficios de una web:

  1. Potenciar los valores de marca (Branding): Haces visible tu marca, tu empresa, tus productos, tus valores, al mundo. Es como ir a una feria: gastas un dinero en un stand, y dejas que te vean. Es una rentabilidad a medio y largo plazo. Nunca a corto plazo.
  2. Obtener ventas: Dependiendo de cómo esté hecha y orientada la web. Una web tipo 5 ó 6 puede ser rentable des del primer día. El resto de webs siempre pueden interesar a un internauta, y que se ponga en contacto contigo mediante el típico formulario de contacto. Se trata de incorporar la web a la fuerza de ventas de la empresa, y al igual que otro comercial, dejar que la web haga su trabajo.
  3. Mejorar la comunicación con el cliente: desde el tipo 3, hastalos 4, 5, o sobretodo el tipo 6. Una web, por sus características, te permitirá establecer un flujo de comunicación con tu cliente, ya sea unidireccional (3) como bidireccional (4, 5, 6)

Los Principales factores de coste de una web:

Hay costes que son fijos, sea cual sea la opción escogida. Por ejemplo, el Hosting (alojamiento de la web), el dominio, etc. No obstante, hay otros factores que debes considerar, como son:

1- Coste inicial (el presupuesto del estudio de diseño y desarrollo web)

Está claro que el coste de diseño y programación irá en aumento a medida que complicamos las prestaciones de una web. No obstante, una web plana (HTML básicamente) puede ser tanto o más costosa que una web dinámica… puesto que la complejidad reside en el grado de sofisticación del diseño.

Solicitar presupuesto a estudios de diseño web que disponen de los propios desarrolladores y diseñadores permite que el flujo de información de consultor de marketing -> creativos -> programadores sea directo. No obstante, también está la opción de contratarla a un freelance. El resultado no tiene por qué ser peor. Hay freelance con muchísima calidad, puesto que no están atados a una empresa de diseño ni a sus 4 paredes. Lo importante, contratarla auténticos profesionales. La mismísima rentabilidad de la web, como verás en puntos siguientes, depende de ello.

2- Tecnología para el desarrollo de la web:

No me considero un experto en ello, pero desde luego no es lo mismo programar en HTML que en Flash para webs publicitarias, así como que no es lo mismo programar en PHP ó ASP que en Ruby On Rails para webs comunicativas. Son lenguajes de programación distintos, y que suponen esfuerzos distintos. Mientras que el código HTML todo estudio lo sabrá explotar con buenos resultados, lenguajes como Ruby no están tan instaurados.

De todos modos, es recomendable aprovechar las potencialidades de todos los lenguajes y recursos para hacer webs notorias y rentables para la empresa. Me refiero a aprovechar el Flash cuando sea justificado (y no por defecto porque las webs quedan muy «chulas» con flash). Al igual que un carpintero no clavaría un clavo con un destornillador, hoy en día hacer una web corporativa completamente en flash puede que no tenga justificación.

3- Diseño:

Un diseño cuidado a nivel formal no es sinónimo de mayor rentabilidad del sitio web. Sí que es condición necesaria, pero no suficiente. Una web enormemente cuidada de diseño seguramente experimentará una buena acogida en sus primeros días- semanas de existencia… por efecto del boca-oreja entre tus clientes y entre tus competencias, pero si no hay contenido interesante el número de visitas caerán hasta niveles de webs que nunca tuvieron diseño.

Tienes que unir diseño con contenidos a la web para que el flujo de visitas sea constante o aumente… y por tanto, que la web siga viva por lo que respeta a visitas. Sólo con webs 3 (por las noticias) y sobretodo de los tipos 4, 5 o 6 lo conseguirás. Con webs 1 ó 2 es más difícil que el tráfico sea bueno.

4- Factores de posicionamiento en buscadores:

Si contratas una web con un estudio profesional, seguramente te podrán garantizar que la web está «optimizada para motores de búsqueda». Es decir, que tiene todo lo que tiene que tener para que cuando los motores del buscador de turno (Google, Yahoo, etc) vean mi web, sepan leer bien el contenido, puedan hacerse una idea de la calidad del sitio, y así conseguir un posicionamiento orgánico aceptable dentro de los resultados de dichos buscadores. Es lo que se denomina SEO, Search Engine Optimization. Es importante tener una buena visibilidad en buscadores, por lo que no está de más pagar un plus para cumplir todos los requisitos para un buen SEO.

Ligado con el punto 2. Una web en Flash entera tiene problemas de visibilidad ante los buscadores, porque éstos no pueden leer el lenguaje flash, ni su contenido. Sí que se puede salvar este «problema», pero talvez hay otras maneras de desarrollar la web para que sea «visible» de por sí, y no mediante apaños.

5- Explotación comercial de la web como soporte a la fuerza de ventas:

Si deseas incorporar la web a tu fuerza de ventas, es decir, que venda tus productos, a parte de tu marca, misión, etc… es necesario que la web incorpore tu argumentario comercial, que un copy (especialista en textos creativos y/o comerciales) redacte unos buenos textos comercialmente contundentes, que los argumentos estén bien pensados.

Como puedes imaginar, incorporar un especialista en textos publicitarios y comerciales suma inversión, pero sin duda, también calidad al sitio. Y calidad es sinónimo de rentabilidad futura.

6- rentabilidad esperada del sitio:

Como bien comenta «El Secreto…», y cito textualmente:

Una web plana solo sirve, como dices, como tarjeta de visita, pero la experiencia nos dice que no incrementará sus ventas a corto-medio plazo, menos aún si no está bien posicionada. El beneficio que obtiene con una web plana, si dispone de un dominio propio, es el que conlleva la mejora su imagen, el cual, si bien es muy importante, es difícilmente cuantificable.

Si inviertes lo mínimo en una web que sólo vende imagen de empresa, los beneficios de dicha acción son, por definición, en el largo plazo. No puedes esperar una rentabilidad a corto plazo de una web de los tipos 1 (tarjeta online) y 2 (web plana). Incluso del tipo 3 (plana con noticias) sí que puede ser que un cliente se entere de una noticia que le interese, y te lo comente, pero es difícil que sólo por la web te compre, y por tanto, saques rentabilidad de la web.

7- Mi propio personal necesario para desarrollar dicha web:

Una web, cuanto más compleja, a más personal de mi propia organización va a implicar (independientemente del personal implicado en el estudio de diseño web). Desde plantear las necesidades, verificar los diseños, comprobaciones de programación, apoyo en textos y argumentos, testeo de web acabada … hay muchas fases en las que alguien de tu empresa va a dedicar su tiempo a la nueva web.

Por tanto, plantéate si quieres implicación de tus empleados antes de pedir webs. Todos los tipos menos la tarjeta online van a pedir recursos humanos de tu empresa, y más recursos pedirán a medida que sean webs tipo 4, 5 ó 6.

Seguramente me dejo algún aspecto por comentar, pero a grandes rasgos, creo que quedan claras las implicaciones coste de cada tipo de web.

Se podría resumir en un gráfico como el siguiente:

curva de costes de las distintas web

La curva de rentabilidad sería más o menos paralela a la de costes en los primeros tipos de web (1, 2, 3), pero, si la web está bien hecha (bien pensada, bien diseñada, bien programada, bien publicitada), la curva de rentabilidad sube exponencialmente por encima siempre de los costes inherentes a la propia web.

CONCLUSIÓN:

  • Si te planteas la web como una herramienta de relaciones públicas, por definición, tienes que esperar una rentabilidad de la web en el medio / largo plazo.
  • Si te planteas una web como una parte de tu fuerza de ventas, puedes esperar rentabilidad en el corto plazo, pero puede que tarde en llegar. Al igual que cuando fichas a un nuevo comercial: tiene que integrarse en la estructura de tu empresa, tiene que aprender a vender, y eso lo consigue el tiempo y la paciencia. O no.

Espero que haya podido responder a la duda de El Secreto de las Pymes que Crecen.


Te puede interesar:

  • Mi-creaciones, opción para tener presencia gratis en internetMi-creaciones, opción para tener presencia gratis en internet Hace unos días os comentábamos el servicio de Weebly, un servicio que permite a usuarios sin conocimientos de diseño web montarse su propia página. Otra iniciativa parecida es la de […]
  • Factoria de SaaSFactoria de SaaS El SaaS (Software as a Service o software como servicio) es una modalidad de software de consumo, que no necesitamos descargar e instalar en nuestros ordenadores. […]
  • Usa el video por internet para comunicarte y publicitarteUsa el video por internet para comunicarte y publicitarte Talvez una de las herramientas web menos utitilizadas a día de hoy por las pequeñas y mediandas empresas es todo lo relacionado con el vídeo por internet.Es un canal más para comunicarse […]