Una respuesta a “Alendis, el comercio electronico original”