Acceso rápido a la información con paneles de control en la Web

¿Por qué decimos «el día a día me come»?

Una frase que he escuchado muchas veces es la de «el día a día me come». Para ser sincero, yo mismo me he dado cuenta de que eso me pasa a mí también, más de una vez… Por eso hace tiempo que me preocupé de averiguar qué era ese día a día, y por qué era un estorbo para avanzar en lo que estuviera haciendo.

Aparte de lo que pueda ser una evidente sobrecarga de trabajo (lo que no requiere más análisis: «estás hasta arriba»), lo que hace que las tareas cotidianas se coman la mayor parte de tu tiempo, es la falta de optimización de procesos. Sobre todo las tareas repetitivas que tienen que hacerse, que requieren una serie de clicks, y que no pueden dejarse para otro momento porque dependemos de completar esa tarea para tomar una decisión.

Reduciendo el tiempo de acceso a la información

Un ejemplo muy claro, y del que nos vamos a ocupar en este post, es el acceso a la información externa, sobre todo la información «cambiante».

Será deformación profesional, pero me encanta ver y preguntar cómo las personas usan sus ordenadores, y cómo se mueven por Internet. Y me sigue asombrando que, para saber qué tiempo va a hacer mañana, por ejemplo, una respuesta muy común sea «Voy a mis favoritos, elijo la carpeta Noticias, donde tengo un enlace a tal periódico online, pincho, me sale la página y entonces le doy a la sección del tiempo». Otra veces es «Yo tengo un marcador favorito que me lleva directamente a la sección del tiempo. Tengo un favorito por cada sección…»

¿De verdad tenemos que hacer cuatro clicks y esperar a que se cargue una página completa para saber qué tiempo hace?

Todos los problemas que podamos tener usando Internet, alguien los ha tenido antes, y se ocupado de resolverlos…

Widgets, gadgets…

Hace años, en el entorno Mac (tranquilo, no hace falta un mac, sigue leyendo), surgieron los widgets. Son pequeñas aplicaciones que ocupan sólo una porción de la pantalla, que hacen una sola cosa, y la hacen bien: ofrecernos de golpe una información determinada.

La idea gustó, y gustó mucho, así que la filosofía de los widgets (también se les llama gadgets) se extendió a otros sistemas operativos (Windows Vista los tiene) y eventualmente se obvió usar una plataforma u otra, permitiendo su acceso desde un navegador web.

Ahora es posible disponer de una página de inicio configurada como un completo panel de control de la información, donde podemos acceder al mismo tiempo, y sin pasos intermedios, a todas esas porciones específicas de información que necesitamos.

¿De dónde los saco?

Dos de los proveedores de widgets más conocidos y completos son Google (cómo no), a través de iGoogle, y Netvibes.

El funcionamiento y configuración no pueden ser más sencillos: una vez has creado un usuario, en cualquiera de los dos, obtienes una página de acceso personal dividida en pestañas, que puedes borrar, renombrar, añadir.

En cada pestaña puedes agrupar los widgets como te parezca («Trabajo», «Ocio»…). Vaya, como si quieres usar solamente una…

Añadir un widget es tan fácil como pulsar «Añadir más» en el caso de iGoogle, o «Añadir más contenido», en el de Netvibes. En ambos casos obtienes un catálogo de widgets, agrupados por categorías, y un buscador. Añades los que quieras, y ya los tienes en tu página.

Por supuesto, los puedes cambiar de sitio (arrastrar y soltar), minimizar, eliminar, y, en general, cambiar todo a tu gusto, hasta la apariencia de la página.

Un ejemplo de uso

Imaginemos que trabajas en una pequeña empresa de logística. Las paredes son azul claro y la máquina del café está según entras a la izquierda.

Tienes un trabajo de auxiliar multifunción: tienes que estar pendiente de todas las incidencias del tráfico que puedan afectar a las rutas de los repartidores, localizar direcciones en el mapa, saber el tiempo que hace en diecisiete lugares,  quién ha completado las entregas y quién no, un paquete tiene instrucciones en inglés, hay que traducirlas…

Es probable que tu jefe y los repartidores te pregunten acerca de todo esto en cualquier momento (y también que quieran la respuesta ya, por lo que aquí llega el stress…).

Si la respuesta hasta ahora ha sido «Espera que miro la web de la DGT, que miro en los mapas, que entro en la sección del tiempo del diario online, que miro mis notas, que encuentro el diccionario, espera que recupero el aliento…», echa un vistazo a la imagen:

pantallazo de un panel de control con iGoogle

No hay color, ¿verdad?

;-)