Abierta consulta pública para la futura Ley en fomento del ecosistema de Startups | Loogic Startups

Artículo realizado por Juan Carlos Fernández Martínez

Hasta el día 25 de enero actual, el Gobierno de España ha puesto a disposición de los ciudadanos y organización el siguiente correo electrónico: leystartups@mineco.es. Con el fin de que se puedan proponer iniciativas y de esa manera poder implementar la futura ley, basada en necesidades reales. No deja de ser una buena oportunidad para proponer, de primera mano, las necesidades detectadas en el sector.

El texto de la consulta viene a mostrar para mí, una triste realidad, y es la necesidad del urgente cambio normativo para favorecer el nuevo modelo productivo, basado en la innovación y en creación de trabajo de calidad, con el fin de poder aumentar la competitividad de nuestro país.

La Ley pretende fomentar e incentivar el ecosistema de las Startups, y para ello regular un entorno normativo que impulse este tipo de proyectos, ya que con la actual regulación en muchas ocasiones lo que hace es retrasarlos e incluso desincentivarlos. Por ejemplo, podemos ver como proyectos basados en tecnología blockchain,  para la obtención de financiación a través de la emisión de sus propios tokens, las conocidas como ICOs, la CNMV lleva tiempo anunciando la posibilidad de la creación de un “Sandbox”, es decir, un entorno controlado para la vigilancia de proyectos innovadores y donde la actual regulación no se adapta, puedan salir adelante. Pero sin embargo,  finalmente vemos que no dejan de ser buenos propósitos y que finalmente no llegan a materializarse.

La innovación distingue a los líderes de los seguidores”. Steve Jobs

El anteproyecto de Ley está buscando solucionar los actuales problemas o dificultades, que este tipo de organizaciones puede encontrarse a la hora de su lanzamiento, ya que, no es noticia, la regulación siempre va por detrás de los avances tecnológicos, y más en la actualidad sociedad de la información y un mundo globalizado. Y donde, por desgracia, en no pocas ocasiones, profesionales tienen que arrancar proyectos en terceros países  por falta de regulación en el nuestro. Debido a que en este tipo de empresas posicionarte el primero en el mercado global puede ser  el éxito o el fracaso más absoluto. 

En este nuevo modelo de negocio el ecosistema español ha venido creciendo en los últimos años, tanto a nivel de eventos como de programas de incubadoras o de aceleración, y donde la inversión económica va al alza, e incluso apareciendo nuevos modelos de negocio como pueden ser los “Ventures Capital Firms” o los “Business Angels”. Por lo que la futura Ley pretende que el nuevo marco regulatorio pueda adaptarse a las necesidades de estas organizaciones,  y ayuden a fomentar este innovador modelo empresarial.

Las cuestiones sobre las que el  Gobierno busca información son las siguientes:

  • Definición de los requisitos organizativos, laborales y técnicos; así como las excepciones al cumplimiento normativo que este tipo de organizaciones necesitaría para favorecer su impulso.
  • Como se podría dotar de seguridad jurídica las nuevas formas de inversión de las Startups, para favorecer su escalado.
  • Qué barreras legales y/o administrativas encuentran estás organizaciones a la hora de arrancar sus proyectos.
  • Qué medidas concretas favorecerían este modelo de actividad:
    • Incentivos fiscales en investigación, inversión y/o financiación.
    • Estímulos en materia laboral o en Seguridad Social.
    • Favorecer la simplificación en relación a las cargas administrativas.
    • Inversión pública para la participación en Startup.

Es el momento de poder hacer llegar a los reguladores las necesidades legislativas, para favorecer el emprendimiento y la creación de Startups, el plazo finaliza el día 25 de enero, y las respuestas hay que enviarlas a la dirección de correo leystartups@mineco.es

Artículo realizado por Juan Carlos Fernández Martínez. Profesional con perfil técnico y jurídico, creador de la marca TECNOGADOS. Actualmente un blog sobre prueba tecnológica, en un futuro, quién sabe, quizás un despacho de abogados especialistas en nuevas tecnologías.


Te puede interesar: