9 cosas que debería tener el servidor web de tu startup

data-center

Si te encuentras en uno de los siguientes casos eres una empresa online-dependiente:

  • tu empresa tiene una fuerte base de su negocio online.
  • vendes o captas a tu cliente a través de tu web como un gran escaparate.
  • ofreces un servicio basado en una aplicación web.
  • vendes productos, un ecommerce más o menos innovador, pero te dedicas a vender online.

¿Y vas a dejar en manos de cualquiera tu servidor web? Hace unos días escuché a un reputado técnico que en España no existía la posibilidad de disponer de servidores decentes para una gran carga de tráfico. Siento decir que eso no es cierto. Existen en España muy buenos proveedores de hosting. No diré si grandes o pequeños, si son independientes o están dentro de una gran empresa, porque no quiero que nadie se moleste (ni los unos ni los otros).

Pero señores, en España tenemos muy buen servicio de hosting, la cuestión es que no todos ofrecen de todo bueno, y según lo que necesites (no lo que quieras) debes acudir a uno u otro. Hay un gran problema en la empresa española que contrata hosting (en el cliente): lo que se pide y lo que se necesita no siempre es lo mismo. Y a partir de aquí las cosas se complican en términos de prestaciones y precios.

Así que aquí va mi lista de las cosas que debería tener el servidor web de tu negocio online. Son «mis» nueve cosas, si tienes otras te invito a que nos lo cuentes en los comentarios:

  • Recursos garantizados: servidor privado virtual (VPS), servidor dedicado o cloud, sea lo que sea, pero con recursos garantizados en cuanto a RAM y CPU. Queda claro que los servidores compartidos no son una alternativa, y los VPS que no garantizan los recursos tampoco son una alternativa. La cantidad o tamaño de los recursos habrá que analizarlo según cada caso.
  • IP local: si operas en España, la IP española. No todos los proveedores españoles ofrecen ip española en todos sus productos de hosting, porque sus centros de datos son espacios alquilados en localizaciones de fuera. Donde esté el centro de datos me da lo mismo, me interesará el tiempo de respuesta de mi servidor. (Por ejemplo hay centros de datos en Francia con mejor tiempo de respuesta en España que centros de datos españoles).
  • Panel de control para gestión básica como el correo: cierto que no quieres saber nada de tu servidor una vez instalado, pero las cuentas de correo si no las tienes delegadas en MrG. o similar necesitas poder darlas de alta, redirigirlas, crear algún grupo, etc., y para eso necesitas un panel de control del servidor. Si puedes prescindir de él, pues estupendo.
  • Administración básica del servidor: esto de la administración básica es una cuestión complicada, ¿qué significa básico? Para mí que el proveedor instale actualizaciones de software bajo petición, que te informe de las actualizaciones de seguridad disponibles, y que si necesitas una extensión nueva o un módulo nuevo para tu servidor web que te lo instale sin clavarte. También que vigile que el servidor tiene un buen rendimiento. Si se satura y se cae, que avise. Luego tú podrás valorar si necesitas un aumento de recursos o necesitas tunear algo del servidor para que tu actividad no lo sature.
  • Soporte amplio: que responda rápido. Me da igual si es chat, teléfono o mail. En mi caso personal, si es de respuesta rápida por mail o chat me ahorro la llamada aunque me gusta saber que puedo usar el teléfono al menos de lunes a viernes.
  • Software optimizado: por ejemplo si usamos PHP todo comienza por disponer de una versión estable, sin agujeros de seguridad. El servidor web (Apache, Nginx o el que sea) que esté un poco personalizado, no el que viene de serie recién instalado.
  • Caché / CDN: si tu aplicación web tiene la posibilidad de usar algún sistema de caché, no lo dudes. Puedes usar también sistemas de caché globales del servidor web, caché de consultas a la base de datos, subir las imágenes a un repositorio cloud (CDN), etc.
  • Backup: no me cansaré de repetirlo, las máquinas y los cacharros se estropean, incluso los de buena calidad, ¿tienes discos en configuración redundante? ¿Un backup de fichero y base de datos? No lo pierdas todo por ahorrarte unos eurillos al mes.
  • Conectividad redundante: dentro de la lista de cosas que pueden fallar están las líneas de comunicación. ¿El proveedor ofrece redundancia para evitar caídas de red? Pues no hay nada más que comentar :)

Una respuesta a “9 cosas que debería tener el servidor web de tu startup”