10 razones para usar el crowdfunding en tu startup | Loogic Startups

Mi relación con el crowdfunding comenzó mucho antes de que supiera el nombre que posteriormente se le puso a este concepto, fué en 2006 fruto de analizar la necesidad de financiación que tenían muchas startups que estaban naciendo tras la burbuja de Internet. Posteriormente y cuando este fenómeno ha empezado a ser más conocido he tenido la oportunidad de utilizar el crowfdunding para financiar mi libro y varios proyectos de Iniciador. Además desde Loogic participamos en la puesta en marcha de una de las primeras plataformas de crowdfunding para startups que se lanzaron a nivel mundial. Ahora Seedquick se prepara para una nueva etapa tras un tiempo en el que el mercado ha ido madurando por lo que tiene mucho más sentido apostar por este tipo de iniciativas tan innovadoras. Fruto de esta experiencia cada vez estoy trabajando más para ayudar a emprendedores a utilizar el crowdfunding en sus startups y lo estoy haciendo a través de charlas, cursos o mentoring.

Si hablamos de crowdfunding en general creo que aún estamos en una fase muy inicial de todo este fenómeno y que en los próximos años veremos como se convierte en una verdadera revolución social. Los más de 800.000 millones de dólares recaudados por más de 50.000 proyectos gracias a más de 5 millones de mecenas a través de Kickstarter son solo la punta del iceberg de una nueva forma de poner en marcha proyectos de todo tipo por parte de inventores, creativos y emprendedores que hasta ahora no contaban con una herramienta tan potente para hacer realidad sus ideas.

Problablamente una de las mejores cosas que está sucediendo en relación con el crowdfunding es el gran impulso que le está dando muchísima gente que está invirtiendo su tiempo y su dinero para darlo a conocer entre el gran público. Son muchos emprendedores que están creando nuevas plataformas de crowdfunding o medios online dedicados a difundir este fenómeno y sobre todo son muchos emprendedores que están utilizando las plataformas de crowdfunding para dar a conocer sus ideas y recibir los apoyos de otras personas que se convierten en sus primeros clientes y sobre todo descubren que hay una nueva forma de comprar, de consumir o incluso de convertirse en pequeños inversores o mecenas de gente creativa o emprendedora.

Ante todo este fenómeno las startups que pueden quedarse fuera y tienen que aprovechar la gran oportunidad que supone como alternativa a otras formas de financiación tradicionales y sobre todo como una nueva forma de desarrollar su modelo de negocio. Cada vez son más las startups que han entendido esta situación y lo están aprovechado pero creo que aún son pocas y creo que es importante entender todo lo que el crowdfunding puede aportarnos para decidir lanzarnos a utilizarlo en nuestros proyectos como emprendedors. A continuación os dejo las razones por las que yo considero que el crwodfunding es una gran oportunidad para las startups y por lo que os animo a utilizarlo en vuestras empresas:

El crowdfunding es la mejor forma de validar tu idea de negocio: el concepto de preventa llevado a Internet probablemente es uno de los mejores inventos de los últimos años y simplifica enormemente ideas y metodologías de las que ahora se habla mucho como es el Lean Startup. El vídeo, los textos, las fotos y el prototipo necesario para publicar un proyecto en una plataforma de crowdfunding es el mejor ejemplo de MVP a desarrollar por una startup, porque serán los usuarios los que a través de sus aportaciones demostrarán el interés real que pueda haber en el mercado por el producto o servicio que queremos desarrollar.

El crowdfunding te ayuda a poner el foco en tu proyecto: porque muchos emprendedores dedican demasiado tiempo a elaborar un plan de negocio y buscar financiación cuando deberían estar trabajando para preparar su proyecto de cara a conseguir el primer cliente que esté dispuesto a pagar por su servicio o producto. Con el crowdfunding se simplifica enormemente este proceso y todo el trabajo que vamos a realizar va a repercutir directamente en la parte de desarrollo de producto y ventas que al final es lo más importante en una startup.

El crowdfunding es la mejor forma de empezar una campaña de marketing viral: el éxito de una iniciativa de crowdfunding depende en su gran parte de la capacidad para dar a conocer la idea y lograr que sean los propios mecenas los que ayuden a hacerla viral porque serán los primeros interesados en que el proyecto salga adelante. La famosa viralidad de la que tanto se habla en el mundo del marketing está muy bien lograda en las campañas de crowdfunding y tiene un gran apoyo en blogs y redes sociales que son los medios por los que se difunde ese virus en forma de idea de un inventor, creativo o emprendedor. La motivación y vinculación emocional con el proyecto que llegan a tener los mecenas que participan en una campaña de crowdfunding es el mayor aliado para las startups que sueñan con que sus clientes sean sus mayores prescriptores.

El crowfunding es la mejor opción para sacar adelante ideas locas: alguien se imagina a los creadores de la Ostrich Pillow buscando financiación bancaria para fabricar y poner a la venta su famosa almohada para aeropuertos? ideas como esta y otras miles nunca podrían haberse convertido en algo real al alcance de mucha gente si no hubiera sido por la posibilidad de que sea la propia gente (y no un banco) la que diga si algo así merece poder salir al mercado y venderse a nivel mundial.

El crowdfunding es la mejor alternativa a la financiación tradicional: si lo pensamos bien el crowdfunding es elevar a la máxima potencia la forma tradicional de financiar empresas llamda Friends&Family. Sin utilizar intermediarios que encarecen enormemente los procesos de financiación como son las entidades financieras y enfocados exclisivamente en el producto y el cliente. De esta forma se eliminan cantidad de ineficiencias que en muchas ocasiones entorpecían enormemente las posibilidades de desarrollo de las startups y que para muchas empresas además ha supuesto el cierre debido a la falta de financiación. Algo que ahora está mejorando considerablemente gracias al crowdfunding y otras alternativas como el peer to peer lending.

El crowdfunding te genera libertad frente a inversores: cuando para muchas personas una de las principales razones para emprender es la libertad de ser el dueño de tu propia empresa no tiene sentido que en muchos casos esa libertad se pierda por tener que dar entrada a inversores que se acaban convirtiendo en tus jefes. Aunque muchos inversores entienden perfectamente su papel en la startup y aportan mucho más valor que el simple dinero, también es cierto que en otras ocasiones los inversores pueden restar esa libertad buscada por los emprendedores. Ahora gracias el crowdfunding los clientes se convierten en inversores y se convertirán en la prioridad por parte de la empresa lo cual resulta mucho más lógico desde el punto de vista del desarrollo de negocio de una startup.

El crowdfunding también te puede ayudar a conseguir inversores: llegado un punto en el que la empresa ha validado su modelo de negocio gracias al crowdfunding y la fase de viralidad debe ser potenciada con estrategias de marketing online y branding muchas empresas optarán por recurrir a inversores que por ejemplo puedan apoyar la expansión internacional de la empresa o el desarrollo de su modelo de negocio. Para estos inversores serán tremendamente importante saber que la startup ha logrado despertar el interés de sus mecenas a través de su compromiso de aportación económica para hacer su proyecto realidad. Los inversores que cada vez más buscan las métricas de la startup y ya no les interesa ver el plan de negocio, entenderán perfectamente la relevancia que tiene para una empresa haber tenido el éxito realizando una campaña de crowdfunding.

El crowdfunding te ayudará a sacar lo mejor de tí mismo: ha llegado el momento de decir que realizar una campaña de crowdfunding no es sencillo, que al menos la mitad de los proyectos que se publican en las plataformas de crowdfunding no logran la cantidad económica buscada, pero sin duda estoy convencido de que vale la pena intentarlo. Pero si nos lanzamos a desarrollar una campaña de crowdfunding tenemos que darlo todo para lograr el éxito. Tenemos que darlo todo a la hora de contar nuestra idea de negocio, a la hora de definir unas recompensas que resulten realmente atractivas para los mecenas y sobe todo a la hora de dar a conocer la campaña para que llegue a conventirse en algo viral que corra como la pólvora a través de blogs, medios de comunicación y redes sociales.

El crowdfunding aún está empezando, seguro que lo que está por venir es aún mejor: las plataformas de crowdfunding especializadas en startups aún están dando sus primeros pasos, la gran masa de usuarios de Internet aún no conoce el crowdfunding y las normativas legales aún no están adecuadamente preparadas para facilitar y fomentar esta forma de financiación de las ideas y proyectos. Está claro que aún queda mucho por hacer en el mundo del crowdfunding y nosotros podemos ser protagonistas de esta gran revolución, aprovechar el crowdfunding para contagiar a todo el mundo con la idea de negocio que tenemos en la cabeza y que deseando salir para convertirse en una realidad.

El crowdfunding es la mejor forma de emprender ligero: es tan fácil complicarse la vida creando una empresa que creo que tenemos que hacer todo lo posible por simplificar los procesos y eliminar o retrasar al máximo las fricciones que suelen aparecer en la puesta en marcha de una startup. Simplificando mucho la situación podemos decir que para desarrollar una campaña de crowdfunding no necesitamos tener una empresa, ni registrada una marcha, ni patentes de nuestro producto, ni muchas otras cosas que culturamente pensamos que son extrictamente necesarias. Aunque con el tiempo si que vayamos a hacer todas esas cosas el crowdfunding nos aporta una nueva perspectiva donde nos quitamos los miedos a que nos copien la idea, de que necesitamos financiación para poder un producto en el mercado y otras muchas cosas que nos alejan de nuestra prioridad que deben ser los clientes. Los clientes que gracias al crowdfunding además se convierten en nuestros socios e inversores y nos irán marcando el ritmo en el futuro de nuestra startup.

Te puede interesar:

  • Kickstarter alcanza el hito del billón de dólaresKickstarter alcanza el hito del billón de dólares Hoy es un gran día para el crowdfunding, más allá de la lucha que tenemos en España con la regulación de la financiación colectiva, está quedando claro de que estamos ante un fenómeno […]
  • No puedes dejar de ver estoNo puedes dejar de ver esto Un día en los libros de historia se estudiará el crowdfunding como la mayor aportación al mundo de la innovación después de Internet. Y lo mejor de todo es que nosotros estamos […]
  • Crear una empresa sin complicarte la vidaCrear una empresa sin complicarte la vida El subtítulo de mi libro Emprender Ligero es ideas para crear una empresa sin complicarte la vida. Con ello quiero ayudar a muchos emprendedores que ahora comienzan con su aventura […]
  • Sobre los modelos de crecimiento con coste 0, o growth hacksSobre los modelos de crecimiento con coste 0, o growth hacks Artículo realizado por Jaime Bravo Me presento: me llamo Jaime y tengo 15 años. Desde hace bastante tiempo estoy interesado en la economía y la empresa, las startups y la bolsa etc.. […]