¿Has empezado ya a vender?

engranaje

«Vender es lo complicado, no producir». Esta fue la frase final de la reunión que me hizo pensar en todos los proyectos que hemos puesto en marcha de una manera u otra en internet, y casi todos empezaron «produciendo» algo antes de ponerse a vender.

Y después he recordado algunos grandes éxitos en los negocios (de otros), fraguados gracias a una buena venta antes de tener terminada «la producción» de lo que estaban vendiendo.

Y he vuelto a las palabras de grandes emprendedores e inversores que no hacen mas que insistir «¿cuántos especialistas en ventas tienes en tu proyecto?»

Cada vez empezamos a vender en una etapa más temprana de nuestras iniciativas, supongo que por la evolución natural del aprendizaje del emprendedor, pero me quiero centrar en cuándo vender, o cuándo sacar online un proyecto web, aplicación o servicio basado en software.

Este es un tema recurrente en todos los foros y networkings de emprendedores, y quiero aportar mi experiencia por si os sirve del ayuda. En este momento estoy inmerso en la utilización de al menos tres aplicaciones en fase beta. ¿Cómo han decidido salir en fase beta? ¿Por qué ahora? ¿Con cuántos usuarios? No voy a decir aquello de que cada proyecto es un mundo (vaya, lo he dicho), lo que quiero es intentar concretar para localizar una pauta que se pueda seguir si andamos muy despistados.

Para mí hay un aspecto fundamental, y es que si sales en beta (de las de verdad de toda la vida, no las betas eternas):

  • debes ser consciente de que habrá cosas que no vayan bien y que se realizarán cambios directos sobre producción sin testeo a fondo
  • debes comunicar claramente a tus usuarios que están ante una beta y así deben de considerarla

Si estás preparado para estas dos cosas, ya estás listo para sacar tu aplicación. ¿Qué tiene que ver esto con «vender»? Pues que es muy importante que cuanto antes puedas te pongas a vender tu aplicación, a enseñarla, a sacarla en beta. Pero incluso puede ser muy interesante hablar de ella antes de tener ni siquiera la beta. Ese proceso de «venta» previo te hará localizar enfoques, ideas, aplicaciones en las que no habías pensado antes y que pueden enriquecer muchísimo tu aplicación.

Siguiendo con las pautas que podrían ayudarnos a salir a vender o a sacar nuestra beta antes, otra sugerencia: cuando tengas las especificaciones para salir en beta, redúcelas a la mitad. Siempre te van a pedir más y puedes hacer público una hoja de ruta de mejoras, esto será bien valorado por tus usuarios (intenta ir avanzando en ella después, claro).

12 respuestas a “¿Has empezado ya a vender?”

  1. Si BMW siguiera esa estrategia de vender productos inacabados a los clientes para luego ir mejorándolos los responsables irían a la cárcel.

    Pero en el mundo de la informática da igual. Por eso esos «EULAs» de cientos de páginas. ¿Cuántas palabras tiene el EULA de un Serie 3?

  2. Me parece un planteamiento más que interesante. Vender antes de sacar tu producto puede ser muy operativo si vas justo con la financiación o si se te están alargando los plazos de salida del producto. Lo difícil en estos casos es que el cliente «confíe» y «apueste» por tu proyecto. En nuestro caso estamos trabajando bajo este mismo planteamiento, pero nos movemos en un sector complicado y es difícil vender.

    El esfuerzo es la clave del éxito, y nadie nos dijo que iba a ser fácil.

    Un saludo a todos.

  3. Para nosotros vender antes ha sido la regla obligada, comenzamos hace casi 3 años y recién hace 4 meses tuvimos una beta decente, pero con 3 millones de usuarios! además de un modelo de negocio que sustenta el proyecto.

    Siempre quisimos hacerlo al revés pero en esos casos fue un fracaso o muy costoso. Es cierto que si lanzas antes, es muy probable que los costos de desarrollo y gestión de ello se eleven, también es cierto que te obligas a enfocarte en el núcleo del negocio y pulir primero lo más importante.

  4. Un artículo muy interesante!

    En estos momentos estoy en San Francisco partipando en un «pre-incubator startup program» organizado por Women2.0 (www.women2.org). Somos 5 grupos que estamos desarrollando nuestra idea de negocio a través del desarrollo de nuestro usuario/cliente (customer development). El objetivo que persigue esta metodología es que testeemos si nuestro producto va a ser bien recibido por el mercado antes de invertir tiempo en su desarrollo mediante la creación de una landing page en la que pedimos a nuestros clientes que se den de alta para ser los primeros en utilizar nuestra beta antes de que esta esté disponible y haciéndoles algunas preguntas para conseguir más iformación.

    Esto te permite validar las hipótesis sobre las que vas a constuir el producto y ver si son ciertas o no, y testear así si tu cliente realmente valora el servicio/producto que vas a lanzar.

    Por nuestra parte, gracias a este acercamiento, en menos de 2 semanas nos hemos dado cuenta que nuestra idea original no tiene lugar en el mercado ya que realmente no hay nadie interesado en el producto que queríamos ofrecer, de tal forma que estamos trabajando para darle la vuelta a la idea en función del feedback recibido por los usuarios.

    Un libro interesante que habla sobre todo esto es «The Four Steps to the Epiphany» de Steven Blank.

    Saludos (y perdón por el rollo que he metido!) ;)

  5. Hay gente que se da por vencida muy facilmente… Hay que tener paciencia y aprender de estos consejo que nos seran utiles, o buscar herramientas como estas

  6. Buena reflexión! A menudo cometemos el error de desarrollar/producir sin prestar atención a la venta del resultado. El trabajo comercial debe empezar desde el mismo instante en el que se detecta la oportunidad. El área productiva de la empresa debe ver el proceso de venta como un lazo de realimentación que ayude a dar forma al producto definitivo y permita su evolución en el tiempo. Saludos!!

  7. Estoy totalmente de acuerdo con el planteamiento, pero leyéndolo no he podido evitar pensar en aquellos que venden mucho antes de que el producto esté en marcha y finalmente lo que estaban ofreciendo era únicamente humo. La clave (al menos si eres honrado) es encontrar el equilibrio entre lo que piensas/dices que vas a lograr con tu proyecto y lo que realmente ofrecerás después.

  8. Buen punto de vista,

    es cierto, cuando te dedicas a madurar demasiado el producto para sacarlo al mercado seguramente has perdido meses en los que podrías haber ido testeando el funcionamiento, la aceptación por los usuarios, incluso preventas.
    Además como comenta Iván sino se hace eterno, porque al final no paran de salir mejoras y nunca se lanza el proyecto.

  9. Me ha gustado mucho el artículo Ignacio sobre todo el último punto.

    Muchas veces cuando vas a lanzar algo empiezas diciendo… bueno, quisiera que tuviera esto, esto, esto otro…pero al final te vas dando cuenta conforme vas desarrollando cosas de que por poder añadir podrías añadir no una ni dos cosas, si no muchas más.
    Llega un punto en que dices: bueno, es que si sigo añadiendo cosas esto no va a acabar nunca… y cortas esa lista por la mitad o menos y aún así, una vez sacada a la luz te das cuenta de que hay algunas cosas que estaban en tu «lista de cosas que no pueden faltar» que quizá tengan sentido en una fase más avanzada de tu proyecto así que todavía podrías haber recortado más.

    Imagino que cuantos más proyectos llevas mejor aprendes a «recortar» :)