Lean Startup y Crowdfunding la nueva realidad para empezar una startups | Loogic Startups

En economía hay una teoría que dice que no saldremos de esta crisis, que estamos ante una nueva realidad. A nivel general no se si será así pero en las startups no hay muchas más opciones si se quiere avanzar. Buscar financiación es un trabajo para el que no todos estamos preparados, incluso en la mayoría de los casos se convierte en un trabajo que conlleva excesivo tiempo y esfuerzos que pueden penalizar enormemente el desarrollo de un proyecto. El ritmo al que han ido los negocios de internet a lo largo de este año puede asustar a cualquiera, solo hay que ver las cifras de Groupon o Zynga. En esta realidad es como se desarrollan los negocios de internet en estos momentos.

Para los que no estamos en ese nivel aún hay alternativas y nuevas formas de desarrollar una startup en internet. Lean Startup y Crowdfunding son dos conceptos que nos interesa conocer porque nos ayudarán a dar los primeros pasos en los negocios de internet si no estamos en situación de conseguir una importante financiación al comienzo de nuestro trabajo.

Lean Startup: os recomiendo una serie de artículos que está realizando Armando Sosa desde su experiencia como programador que cuenta con sus propios proyectos y que se ha enfrentado a la situación de tirar sin financiación. Otro buen artículo sobre esta temática es el realizado por Alberto Dominguez: desde Dinamon creemos que finalmente transformará completamente los procesos de creación y desarrollo de producto. En realidad todos los servicios que ofrecemos tanto a empresas como a profesionales y emprendedores, se basan en este proceso.

Crowdfunding de manera organizada y pública tenemos en España casos como el de El Cosmonauta . Es solo el comienzo, por suerte para todos se están desarrollando plataformas como Lanzanos y Grow VC que serán de gran ayuda para captar financiación de muchos, diferenciarse de la forma actual de financiación de startups basado en unos pocos. Lo habitual hasta ahora, un inversor que aporta 300.000 euros o 3 inversores que aportan cada uno 100.000 euros. Cada vez más veremos modelos en los que 30 inversores aportan 10.000 euros cada uno para alcanzar los 300.000 euros. Y en algo de tiempo 300 inversores que aportan 1.000 euros cada uno. Lo difícil es organizar todo este proceso y que llegue a existir un mercado para financiación de startups.

Te puede interesar: