La conexión a Internet no funciona. ¿O es nuestra red local? ¿Como podemos saberlo y probarlo?

En un ordenador bajo sistema operativo windows es bastante lo podemos comprobar en unos cuantos pasos y saber así en que parte reside el problema para llamar a la atención al cliente de nuestro operador de internet o bien a nuestro informático o empresa que nos lleve el mantenimiento informático.

De forma genérica la red local suele estar formada por todos los ordenadores de la oficina, un servidor y un router que nos proporciona acceso a internet. Para comprobar si nuestra red funciona probaremos a enviar unas señales de comprobación y ver si tenemos conexión con otros ordenadores de nuestra red y con el router. Posteriormente haremos la misma prueba con algún servicio o servidor de internet consiguiendo así delimitar donde está el problema.

Esta comprobación se llama lanzar un ping. Un ping consiste es un pequeño paquete de datos que solicita una respuesta (un eco) a la maquina (ordenador, servidor, router o elemento de la red) al que es lanzado. A este eco de respuesta se le suele llamar pong. Os dejamos la referencia de la definición de ping en la wikipedia.

Para enviar un ping debemos hacerlo desde una consola de símbolo del sistema. Su icono lo tenemos en los accesorios o podemos abrirlo también escribiendo en la ventana de ejecutar (menú inicio-> ejecutar o teclas windows+R) el comando cmd. La ventana que se nos abre tiene este aspecto.

Si no estamos acostumbrados a usar una consola no nos asustemos, si es una ventana negra bastante fea. Los sistemas operativos antes de ser “bonitos” eran así y por detrás del escritorio y demás pantallas bonitas siguen funcionando en base a programación y comandos.

Lo primero que haremos sera averiguar nuestra ip y la ip de nuestro router.

Tenemos que pensar en nuestro router como si fuera un edificio de oficinas o tienda con almacén. Nosotros estamos dentro en la parte privada de trabajo (oficina o almacén) pero también tiene una parte pública donde se atiende al público, se permite o no pasar dentro y es el único lugar por el que entra y sale de la tienda o edificio al exterior. Esta última función es la que en informática de redes se llama puerta de enlace.

Es decir que para “salir” a internet tenemos que pasar obligatoriamente por el router que tiene esas dos partes. La privada (la red local o red interna) y una pública por donde se conecta con internet.

En el símbolo del sistema escribimos el comando “ipconfig /all” (sin las comillas). Mediante este comando estamos pidiendo los datos ip de todos nuestros adaptadores de red. Es posible que tengamos varios el ethernet de cable, wifi, bluethooth… Lo habitual si es un ordenador fijo es que para conectarnos a la red local estemos usando la tarjeta de red de cable y si es un portátil la de cable o wifi.

Los adaptadores de red que estén activos presentaran la información de ip y puerta de enlace y los que no solo la dirección mac (o dirección física) tal y como se ve en la imagen.

La ip de nuestro ordenador es el número que aparece en el apartado dirección ip y habitualmente sera del formato 192.168.x.x (podría ser otro pero este es el más habitual). La ip de la parte privada de nuestro router será la que aparezca en puerta de enlace predeterminada.

Conociendo estos datos podemos hacer ping a la ip del router escribiendo “ping 192.168.x.x” en la consola de comandos.

La respuesta correcta tiene este aspecto y nos informa de que las cuatro comprobaciones han llegado y el eco ha sido contestado. Hemos hecho ping y recibido como respuesta los pong.

La incorrecta este otro aspecto que informa de que la comprobación caduca en la red ya que en esa ip no responde nadie.

Los pings a maquinas de nuestra red son directos, no necesitan de ningún intermediario. Sin embargo los pings a internet necesitan pasar por la puerta de enlace, (el router) que es puerta de salida y entrada obligatoria a internet.

Si el ping entre nuestro ordenador y el router falla ya podemos empezar a comprobar la conexión, cableado, cobertura wifi, etc… también podemos mirar la ip de otro ordenador de la red y lanzar pings entre ellos para descartar que sea el router el que este mal.

Podemos lanzar pings a internet, como es raro que nos sepamos de memoria la dirección ip de un servidor de internet la lanzaremos a un nombre de dominio o servidor que tenga una página web y sepamos que responde. En españa por ejemplo www.terra.es o www.google.es son buenas opciones. El comando seria “ping www.google.es”.

Algunos servidores de internet con servicios públicos, pese a estar conectados no responden a este tipo de solicitudes porque su cortafuegos lo impide. Es una medida de protección ya que determinar su presencia online así como su ip es el primer paso básico de cualquier posible ataque informático.

Si los pings en nuestra red interna funcionan, pero no los que enviamos a internet podemos determinar que el problema esta ya en el router (aunque la ip interna responda podría estar mal configurado para sacarnos a internet) o bien es un problema de nuestra conexión a internet.