El Acta de una reunión es una medida totalmente necesaria (aunque no suficiente) para lograr que las reuniones sean productivas. Es evidente que toda reunión tiene que quedar registrada de algún modo, y el acta es el resumen que nos permitirá:

  • comprobar los asistentes reales y los que excusaron su asistencia
  • registrar las decisiones tomadas en la reunión
  • determinar el plan de actuación, en el caso de que lo haya, después de la reunión
  • convocar oficialmente una nueva reunión.

Mesa_reunionesNo obstante, mi experiencia me dice que hay determinados formalismos en las reuniones que son totalmente inútiles. Vamos a detallar los puntos mínimos necesarios para que cualquier reunión sea ágil, y cumpla con los requisitos formales mínimos para separar los formalismos necesarios de los que generan una mera pérdidas de tiempo.

1- Antes de la reunión, facilita a los asistentes el orden del día.

Es evidente, pero no siempre se hace. Es imprescindible para que todos conozcan de qué se va hablar, y se preparen cada tema adecuadamente.
Si alguno de los asistentes no se prepara sus puntos, en una reunión quedará retratado con aportaciones poco desarrolladas.

2- Lectura de los asistentes en la propia reunión.

Hablar sólo de quien no ha podido venir, quien ha excusado su asistencia. En algunas empresas todavía se hace la presentación de asistentes, cuando en realidad todos se conocen, puesto que son compañeros de trabajo.

3- No leas el acta anterior.

Seamos profesionales. Que cada uno se lea la reunión anterior (si la hay) antes de asistir a la reunión en cuestión. Leer el acta anterior es como decir que los asistentes son inútiles porque no saben prepararse la reunión de hoy.

4- Trata los puntos de la orden del día en el orden en el que los enunciaste.

Es importante, puesto que algunos de los asistentes se habrán preparado los temas en ese orden de importancia. Por tanto, es importante que quien redacta el orden del día ordene los temas de mayor a menor importancia.

5- Registra las decisiones en una nueva acta de reunión en la misma reunión. 

Trabajemos simultániamente, no tomes apuntes en una libreta durante la reunión para después gastar 1 hora en redactar un acta perfecta. Es mejor redactar una acta esquemática ipso facto que no perder tiempo después. A parte, es interesante que todos los asistentes se vayan de la reunión con el plan de trabajo ya realizado y visualizable desde que se sientan de nuevo en su escritorio.

6- gestiona la documentación con herramientas online.

Usa la intranet de la empresa para tener un registro de actas, o en su defecto usa herramientas tipo GoogleDocs, convenientemente compartidas. A parte de ser cero papel, son más adecuadas para posibles revisiones, correcciones, etc.