¿Has empezado ya a vender? | Loogic Startups

engranaje

“Vender es lo complicado, no producir”. Esta fue la frase final de la reunión que me hizo pensar en todos los proyectos que hemos puesto en marcha de una manera u otra en internet, y casi todos empezaron “produciendo” algo antes de ponerse a vender.

Y después he recordado algunos grandes éxitos en los negocios (de otros), fraguados gracias a una buena venta antes de tener terminada “la producción” de lo que estaban vendiendo.

Y he vuelto a las palabras de grandes emprendedores e inversores que no hacen mas que insistir “¿cuántos especialistas en ventas tienes en tu proyecto?”

Cada vez empezamos a vender en una etapa más temprana de nuestras iniciativas, supongo que por la evolución natural del aprendizaje del emprendedor, pero me quiero centrar en cuándo vender, o cuándo sacar online un proyecto web, aplicación o servicio basado en software.

Este es un tema recurrente en todos los foros y networkings de emprendedores, y quiero aportar mi experiencia por si os sirve del ayuda. En este momento estoy inmerso en la utilización de al menos tres aplicaciones en fase beta. ¿Cómo han decidido salir en fase beta? ¿Por qué ahora? ¿Con cuántos usuarios? No voy a decir aquello de que cada proyecto es un mundo (vaya, lo he dicho), lo que quiero es intentar concretar para localizar una pauta que se pueda seguir si andamos muy despistados.

Para mí hay un aspecto fundamental, y es que si sales en beta (de las de verdad de toda la vida, no las betas eternas):

  • debes ser consciente de que habrá cosas que no vayan bien y que se realizarán cambios directos sobre producción sin testeo a fondo
  • debes comunicar claramente a tus usuarios que están ante una beta y así deben de considerarla

Si estás preparado para estas dos cosas, ya estás listo para sacar tu aplicación. ¿Qué tiene que ver esto con “vender”? Pues que es muy importante que cuanto antes puedas te pongas a vender tu aplicación, a enseñarla, a sacarla en beta. Pero incluso puede ser muy interesante hablar de ella antes de tener ni siquiera la beta. Ese proceso de “venta” previo te hará localizar enfoques, ideas, aplicaciones en las que no habías pensado antes y que pueden enriquecer muchísimo tu aplicación.

Siguiendo con las pautas que podrían ayudarnos a salir a vender o a sacar nuestra beta antes, otra sugerencia: cuando tengas las especificaciones para salir en beta, redúcelas a la mitad. Siempre te van a pedir más y puedes hacer público una hoja de ruta de mejoras, esto será bien valorado por tus usuarios (intenta ir avanzando en ella después, claro).

Te puede interesar: